FORO DE DERECHO PENAL
Bienvenid@   Iniciar sesión - Darse de alta
Cursos y masters Dejar las drogas Ayuda a mujeres maltratadas
Foros Legales
     Derecho Penal
              colaboración caso interesante
¿Necesita un abogado especialista en Penal?
Autor: nimpondo Fecha: 13/04/2007
Tema: colaboración caso interesante
SALUDOS!!

Soy estudiante de Derecho y ahora mismo tengo entre manos un caso práctico (verídico) que tengo que resolver. Tengo algunas dudas y me gustaría que dierais vuestra opinión, tanto desde la profesionalidad, como desde las propias experiencias vividas. (El caso aparece también en el post que inició "Raquel1" en el que se habla de la violencia de género, porque está en relación con el tema, aunque aquí incluyo un dato más*)

El caso es el de dos padres separados, la madre tiene la custodia, y el padre tiene régimen de visitas (mitad de las vacaciones escolares y fines de semanas alternos). El padre no respeta la sentencia judicial y, unas navidades, devuelve a los niños 6 días después de lo que debía -- aquí pienso que se podrían castigar tales hechos según el art. 225 bis.2.2º (sustracción de menores por retención de un menor incumpliendo gravemente el deber establecido por resolución...)

El PROBLEMA es que al llevar a los niños con la madre, ésta le dice "egoísta, mal padre y ladrón" así como que no iba a volver a ver a los niños porque lo iba a denunciar. Su ex le dijo que o se callaba o le iba a dar un par de guantazos: ¿SON RECRIMINABLES ESTAS ACCIONES, LAS DESCALIFICACIONES DE ELLA Y LA AMENAZA DE ÉL? (Personalmente, absolvería a la madre de los niños por la escasa lesividad de sus descalificaciones, pero al padre le castigaría por falta de amenazas del art. 620; ¿o podría esa amenaza llegar a ser incluso un delito?)

Por último, el fin de semana siguiente que le tocaba a este hombre tener a los niños, su madre se negó a que se los llevara (lo cual, ¿se podría castigar como falta conforme al art. 622?), diciendo ésta que o se marchaba o le tiraba una naranja que llevaba en la mano. En respuesta, el hombre le dio un bofetón sin causarle lesiones (lo que podría castigarse perfectamente según el art. 153 como delito de violencia de género) y éste se marchó, pero al darse darse la vuelta para irse, la mujer le lanzó la naranja que llevaba en la mano dándole en la cabeza y sin causarle lesiones: ¿SERÍA ESO PUNIBLE, EL QUE LA MUJER LE LANCE UNA NARANJA?

*En el otro post no explico del todo bien lo de la naranja. Aquí están todos los hechos detallados.

Gracias por atender al "rollazo" y agradezco muchísimo cualquier colaboración.


Autor: mon1 Fecha: 13/04/2007
El que le pegue un bofetón es suficiente para que le arresten de inmediato. De hecho el que realmente esto se cierto o no según el juzgado que te toque es irrelevante, en el caso de que toque un juez del sector radical vale simplemente con la declaración de la denunciante, que tiene más valor que la del marido y no hace falta ni si quiera un parte de lesiones.

Si no hay antecedentes, le caerá entre 6 meses y una año, según se levante el juez o según llueva o no y si tiene antecedentes por violencia de genero posiblemente en ingrese prisión de inmediato.

El que la señora le tire una naranja como mucho sera una falta, pero lo más seguro que se dediquen a reirse del marido en el remoto caso de que le admitan la denuncia ya que ni si quiera hay lesiones. Aunque para el caso es lo mismo que le hubiera liado a torta limpia causándole lesiones y presentando un parte. Para el que se quiera pasar un buen rato con esto presento este enlace de lo más entretenido:

http://www.elmundo.es/elmundo/2007/01/31/madrid/1170257336.html

Aunque al igual que puede hacer reír, también puede crear nauseas (advierto). Y si no prueben a imaginarse la secuencia de los hechos. En todo caso traten siempre de ser positivos.

Llegado a este punto, todo lo anterior que cuentas pasa a ser irrelevante: el marido ya está marcado como maltratador, con lo cual la señora arrasa con la custodia y todo lo que pille.

En todo caso esto es arbitrario y depende del juez y del partido judicial. Por ejemplo en Alicante ya han dicho que no en la ley:

http://www.levante-emv.com/secciones/noticia.jsp?pNumEjemplar=3494&pIdSeccion=17&pIdNoticia=288177

Pero si te toca una juez del sector radical olvídate. En busca por www.projustica.es (que aunque a mi me huele un poco a rancio tiene alguna información de interés) y disfruta.

Posiblemente te den otras explicaciones mas académicas. Pero la realidad es está (al menos a mi modo de ver). Tu sabrás si quieres presentare al profesor lo que pone en la ley o lo que sucede en realidad (o las dos cosas), tal como explico en mi post más arriba una cosa es lo que se da en la universidad y otra lo que sucede en los juzgados.

Salu2.

PD. No, no soy licenciado en derecho, pero por desgracia conozco el mundo judicial mucho mejor de lo que me gustaría.

Autor: maicavasco Fecha: 13/04/2007
Buenas, su caso es interante. De hecho yo lleve uno parecido, aunque no tan complejo. Le contestare, en cuanto deje de sonar el telefono y dejen que me relaje cinco segundos. Un beso. :-)

Autor: smcj Fecha: 13/04/2007
De acuerdo con Mon1:un mismo hecho se juzga de manera completamente distinta según el sexo de quien lo comete.Y no hace falta ser un profesional del derecho para saber que eso es un disparate.
En cuanto a los dos enlaces, el primero es delirante(aunque espeluznante)y el segundo es esperanzador.Pero ambos son muy significativos.
Saludos

Autor: jurist Fecha: 13/04/2007
Vayamos por partes.

1.- No devolución de los menores en la fecha debida (haciéndolo seis días después) incumpliendo lo acordado en resolución judicial. Primero hemos de partir de la base de que la resolución judicial es firme (o en su caso existe y se ha notificado auto acordando la ejecución provisional) y que la misma se ha comunicado al progenitor no custodio, porque caso de no concurrir dichas circunstancias no cabría hablar del art. 225 bis, ni 622 del CP. Pero aún así cabe interpretar (la verdad es que he encontrado poca jurisprudencia y no particularmente detallada) que los incumplimientos que el precepto pretende castigar han de revestir una cierta entidad, esto es, el mero retraso de seis días en la entrega (sobre todo en el supuesto de que la madre y, en su caso, los agentes de la autoridad hubiesen tenido en todo momento conocimiento del lugar en el que los menores se encontraban, en ese sentido sentencia de la Secc. 2ª de la AP de Valencia de 24 de noviembre de 2.005, aunque ciertamente la sentencia “alfilerea” un tanto el razonamiento), no integraría el delito del art. 225 bis, apartado 2, sino la falta del 622 CP.
En cualquier caso si la devolución se produce de modo espontáneo y sin intermediar la autoridad cabría aplicar la circunstancia atenuante del art. 21.5 del CP, que incluso habida cuenta de lo anteriormente dicho podría incluso alcanzar la consideración de muy cualificada.

2.- La madre le dice al padre “egoísta, mal padre, ladrón.....”. Falta del art. 620.2 CP (atención a la necesidad de denuncia del ofendido de conformidad con lo dispuesto en dicho art). Dices que la absolverías por la escasa entidad, pero una injuria no es sino una ofensa al honor y decirle por ejemplo “ladrón” aún leve puede a mi juicio entenderse como tal. Ciertamente es carne de pena mínima, ahora bien, intenta desarrollar un razonamiento diciendo que dichas expresiones no pretenden “menospreciar” el honor ni la dignidad del esposo....cuesta ¿verdad?

3.- El esposo le dice que se calle o le da un par de guantazos. Dices que aplicarías el art. 620.2 del CP y personalmente alabo tu elección, pero lamentablemente el legislador piensa de modo diferente y ha creado el art. 171.4 del CP, considerando delito al que “de modo leve amenace a quien sea o haya sido su esposa.....”. A mi juicio inconstitucional, pero hasta que el TC no se pronuncie, eso es lo que hay (y mucho me temo que después de que se pronuncie casi también).

4.- Al siguiente fin de semana incumple la madre no entregando al padre los menores. No se produce la falta del 622, sino la del 618 CP. La amenaza y posterior lanzamiento de la naranja podría incardinarse en el art. 617.2 CP como un maltrato que no provoca lesión (aun cuando lo primero fuese más propiamente una amenaza, pero sería desmesurado castigar separadamente por el art. 617.2 y 620.2). Ciertamente cabría también la interpretación de que la entidad de la acción es tan insignificante que carece de la trascendencia necesaria para ser merecedora del reproche penal, por cuanto no llega a atentar contra la libertad, ni realmente contra la integridad del esposo, pero desde un punto de vista objetivo es típica (porque si un empujón simple se integra en el 617.2, ¿porque no un naranjazo?).

Este es mi criterio. Espero que te sirva de ayuda.


Autor: maicavasco Fecha: 13/04/2007
Incumplimiento del convenio, diria yo. La madre vejacion injusta, el padre amenazas. Incumplimiento de convenio. Falta de lesiones padre. Falta de lesiones madre.

Comienzo a desmenuzar.

ASPECTOS PENALES DEL PADRE: Articulos 622: Los padres que sin llegar a incurrir en delito contra las relaciones familiares o, en su caso, desobediencia infringiesen el regimen de custodia de sus hijos menores establecido por la autoridad judicial o administrativa seran castigados con la pena de mula de uno a dos meses.

En cuanto a la amenaza, solicitaria la aplicacion de la falta del articulo 620.2, por ser leve la amenaza.

en cuanto a la lesion, solicitaria la aplicacion del articulo 617.2 del codigo penal, tambien falta.

EN TODO LO QUE ESTA CALIFICACION CONTRAVENGA LAS MODIFICACIONES INTRODUCIDAS POR LA LEY CONTRA LA VIOLENCIA DE GENERO SUPLICARIA AL JUZGADO EL PLANTEAMIENTO DE CUESTION DE INCONSTITUCIONALIDAD.

En cuanto a la madre, falta del 622, y falta del 617.2 del codigo penal.

A salvo de mejores criterios.

Autor: nimpondo Fecha: 14/04/2007
SALUDOS DE NUEVO!

En primer lugar, agradeceros a todos el interés mostrado con tan enrevesado caso, vuestras opiniones me han sido muy útiles y esclarecedoras.

En todo caso, me gustaría tratar de rebatir (o al menos intentarlo) algunas de vuestras opiniones:

1.- El incumplimiento de la resolución judicial por parte del padre por lo general veo que lo castigaríais como falta según el art. 622 (Así lo entendéis tanto "Jurist" como "Maicavasco") Yo en principio dudaba entre ese artículo y el art. 225 bis porque este último considera que es sustracción (entre otras cosas) la retención de un menor incumpliendo gravemente el deber establecido por reolución judicial o administrativa (art.225 bis 2.2º). Y al consultar algún manual de los que manejo, encuentro que MUÑOZ CONDE dice de este artículo 225 bis 2.2º: "Esta modalidad hace referencia a supuestos en los que el progenitor tiene derecho a tener un cierto tiempo a su hijo ("derecho de visita"), pero lo retiene más allá del tiempo previsto, siendo decisivos los términos en los que esté redactada la correspondiente decisión judicial o administrativa". ¿No cabe, pues, pensar en aplicar este artículo para este caso?

2.- En principio, entiendo que las palabras "egoísta" y "mal padre" se podrían incluso englobar dentro de los límites de la libertad de expresión, en tanto que son al fin y al cabo adjetivos que emplea la madre, algo "negativos", pero no muy ofensivos realmente. La cosa se agrava al decir "ladrón", que como bien apunta Jurist hacen algo difícil la defensa de tal argumento en tanto que ya lesiona la dignidad del ofendido. Como alguna vez nos dijeron en la Universidad, un mismo insulto puede ser delito, falta o nada... todo depende de las circunstancias en que se de. Yo personalmente pienso que todo depende de a quien defiendas... Porque como también nos dijeron alguna vez en clase, los juzgados están llenos todos los días de gente quejándose en plan: "Me ha dicho puta", "me ha dicho cabrón"...

3.- En cuanto a la oposición de la madre de que el padre se lleve a los niños cuando le volvió a tocar el turno a éste, Jurist opina que es punible según el art. 618, y Maicavasco se decanta por el art. 622. Yo me decanto más bien por el art. 622 en base al principio de especialidad, pues mientras que el art. 618 habla de "incumplimiento de obligaciones familiares establecidas en convenio judicialmente aprobado o resolución judicial en los supuestos de separación legal, divorcio..." , el art. 622 habla de infracción del régimen de custodia de sus hijos menores establecido por la autoridad judicial, lo cual es más acorde al caso.

Estaría encantado de seguir recibiendo vuestras interpretaciones y opiniones.
Un saludo

Autor: jurist Fecha: 14/04/2007
En primer término. Desde la "letra" de la ley la conducta del padre al no devolver al menor sería incardinable en el art. 225 bis CP, y consecuentemente no considero que sea imposible aceptar tal calificación. Ahora bien entiendo que la necesaria proporcionalidad entre el desvalor de la acción y el reproche penal no debe dejar de lado que al fin y a la postre el menor fue reintegrado, lo que acredita que no exitía una voluntad del esposo de retenerlo indefinidamente. El art. 225 bis se crea mediante LO 9/2002, y en la exposición de motivos se habla de la necesidad de castigar las sustracciones de menores, las detenciones ilegales, la retención ilícita, en los casos en los que el autor es el propio progenitor. ESto es, a mi juicio el precepto pretende castigar aquellos supuestos en los que la intención (apreciada por los elementos objetivos que rodeen la acción) sea la de privar a la madre del derecho a la guarda y custodia, no sirviendo cualquier incumplimiento. Y digo que ha de ser la intención y no la exactitud en el cumplimiento, porque como decía en otra oportunidad valorar en función del tiempo una conducta es complejo. Esto es, si el convenio dice que tengo que devolver al menor p. ej. el domingo a las 20,00 h y lo devuelvo el sábado siguiente ¿cometo el delito?, ¿y si en vez de devolverlo el domingo por la noche lo retorno el lunes por la mañana?, ¿y si lo hago el lunes por la tarde?. La única diferencia a mi juicio es la intención que demuestre una u otra conducta, porque objetivamente también sería delito devolverlo una hora después (lo cual sería una aberración) si se hace intencionadamente porque no se está de acuerdo con ese extremo de la resolución judicial. Por eso, y entendiendo que el art. 225 bis pretende perseguir conductas de mayor gravedad por la intención del sujeto es por lo que me inclino por el art. 622 CP.
2.- En segundo lugar tienes toda la razón en que las palabras por si mismas no ni lícitas ni ilícitas, sino que depende del contexto en el que se profieren. Es solo que yo entiendo que el contexto que tu describes es nuy claro, la señora dolida por la conducta del marido quiere volcar su rabia contra él y hacerle "verbalmente" daño, esto es, insultarle. Egoista, vale, una mera apreciación; mal padre, hombre dicho delante del menor (habría incluso que ver la capacidad de entendimiento según la edad) podría entenderse como un intento de atentar a la dignidad del señor para "desprestigiarlo" delante de su hijo. Por último a lo de ladrón simplemente no le encuentro justificación alguna.
3.- Por ultimo, en relación a las figuras del 618 y 622, generalmente en mi cuidad (y creo haber visto alguna sentencia de audiencias en ese sentido pero tendría que buscarla) se aplica el art. 618 en los supuestos en los que por el cónyuge custodio se impide al otro (o al menor) el normal desarrollo del régimen de visitas, y el art. 622 cuando el no custodio no lo devuelve cuando debe, insisto, buscaré la jurisprudencia.

Autor: Zaje Fecha: 14/04/2007
El razonamiento de Jurist sobre los puntos 1 y 2 me parece muy razonable, especialmente su interpretación teleológica del punto 1.

Yo tampoco veo más que faltas en tu caso, en tanto el desvalor de las acciones es mínimo (ya no hablemos del desvalor del resultado...). Me atrevería a decir que un razonamiento basado en el principio de mínima intervención podría sustentar la no aplicación de pena en ninguno de los casos.

Excepción del manido tema de la falta/delito cuando hablamos de sujetos pasivos mujer, pero esto está ya muy hablado.

(off topic: Jurist, por favor, utiliza retornos de carro para que sea más fácil leer tus largas y excepcionales intervenciones ;) )

Autor: nimpondo Fecha: 14/04/2007
Gracias de nuevo por vuestras valiosas aclaraciones.

Solo pediría una cosa más: ¿podríais indicarme alguna página en internet donde encontrar jurisprudencia relacionada con este tema, con la infracción del régimen de visitas/custodia etc...? He intentado buscar sentencias relacionados con estas cuestiones pero no he encontrado nada parecido, y algunos buscadores de jurisprudencia que hay en la red no me han servido de gran ayuda.

Un saludo

Autor: maicavasco Fecha: 14/04/2007
nimpondo, yo no aplicaria el articulo que citas, cuando hablas de muñoz conde. esta pensado para casos mas graves que en mero retraso de seis dias.

conozco el caso de un juez que fue condenado por una falta de vejacion injusta por llamar "mala madre" a su mujer. Es una vejacion injusta y hay numerosa jurisprudencia al respecto, una falta, claro.

Exacto jurist, en cuanto a la jurisprudencia que citas. Por ello yo veria mas acertado en este caso aplicar el 622.

Nimpongo, normalmente todas las paginas que hay internet para buscar jurisprudencia pertenecen a editoriales, que son de pago.

Yo luego te buscare algunas.

Un saludo.

Autor: jurist Fecha: 15/04/2007
Si maica, el 622 al marido, pero el 618 a la mujer

Autor: maicavasco Fecha: 15/04/2007
Ya, jurist, ahora veo por donde vas. Vale, perfecto.

Autor: nimpondo Fecha: 15/04/2007
Entonces, ¿coincidís en que es más apropiado aplicar el art. 618 a la mujer mientras que se le aplicaría el art. 622?

¿Podríais citar alguna sentencia relativa a esta cuestión y cómo encontrarla?

Gracias

Autor: Zaje Fecha: 15/04/2007
He encontrado un par de cosillas sobre el tema.

La primera es una intervención en este mismo foro:
______________________________________
----------------------------------------------------
Autor: Jasp Fecha: 26/08/2006

Bueno, ya estoy aqui.

En el 622 CP lo que se pretende castigar es como una especie de "sustraccion de menores" cuando el que se niega a restituirlos es uno de sus porgenitores. Creo que se puede aplicar tanto al progenitor que se niega a devolverlo al quien ostenta la custodia como a aquel que le impide que se comunique con el que tiene reconocido un regimen de visitas. El legislador ha querido separarlo del delito de desobediencia puesto que los intereses que se pretenden proteger en estos casos son lo de los menores.

El 618.2 CP creo que sè puede aplicar a todo incumplimiento del convenio regulador, o a las resoluciones judiciales en materia de separaciones y divorcios, y en cualquier caso, en toda infraccion leve que afecte a las relaciones familiares en general. No solo a las de contenido economico.

Esto lo concluyo de las exposiciones de motivos de las ss. leyes:

LO 9/2002 de 10 de diciembre, que modifica el art. 622 CP.

LO 15/2003 de 25 de noviembre.
---------------------------------------------------------
---------------------------------------------------------

Autor: Zaje Fecha: 15/04/2007
Sª penal . Secc. 2ª A. P. Valencia
Rº Apelación nº 2226/2005
Juicio Faltas nº 325/2004
Jdo. Instr. nº 3 DE MISLATA
SENTENCIA NÚMERO 642-05


- ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- La sentencia recurrida, de fecha 25 de mayo de 2005 , declaró probados los hechos siguientes: "que el día 29 de diciembre de 2003, el acusado Sr. Esteban disfruto de la compañía de su hija menor y que habiendo acordado con la denunciante la entrega de la misma a las 15,30 horas la devolvió por la noche.".

SEGUNDO.- El fallo de dicha sentencia apelada literalmente dice: "Que debo ABSOLVER Y ABSUELVO A Esteban de UNA falta de INCUMPLIMIENTO DE REGIMEN DE VISITAS, con todos los pronunciamientos favorables.".

TERCERO.- Notificada dicha sentencia a las partes, por el arriba indicado se interpuso contra la misma recurso de apelación ante el Órgano Judicial que la dicto. Formalizado el recurso ante el Juzgado de Instrucción, dio éste traslado a las demás partes por un plazo común de diez días. Transcurrido dicho plazo y fijado domicilio para notificaciones, fueron elevados los autos originales a esta Audiencia Provincial con todos los escritos presentados y recibidos los mismos fueron repartidos por los servicios comunes al Magistrado que suscribe y, remitido el asunto a la Secretaria de la Sección Segunda de esta Audiencia Provincial, donde se formó el correspondiente rollo.

CUARTO.- Se han observado las formalidades legales en ambas instancias, si bien en la segunda, habiéndose recibido las actuaciones en 1 septiembre de 2005, se ha excedido el plazo para resolver, señalado por el artículo 976 , en relación con el artículo 795.5 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal , a causa del orden de señalamientos propio de la Sección que ha de atender con preferencia las causas urgentes y con preso.


- FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.- Que del examen de todas las actuaciones, pruebas practicadas, resolución recurrida y alegaciones del recurso de apelación se pueden establecer las siguientes consideraciones:

a) Como cuestión previa hay que examinar si a los hechos declarados probados resulta de aplicación o no, del art. 622 del Código Penal como tipo penal infringido.

Para una mejor comprensión del citado tipo penal, habrá de acudirse a la Exposición de Motivos de la Ley Orgánica 9/2002, de 10 de diciembre, de modificación, del Código Penal , y del Código Civil, sobre sustracción de menores, y así, en el segundo párrafo de dicha Exposición citada, se afirma que, "el Código Penal de 1995 , entre otras importantes novedades, procedió a suprimir como delito, con sustantividad propia, la sustracción de menores de siete años.

En cambio, agravó la pena para los delitos de detención ilegal o secuestro cuando la víctima fuera menor de edad o incapaz. No obstante, en aquellos supuestos donde quien verifica la conducta de sustracción o de negativa a restituir al menor es uno de sus progenitores, cuando las facultades inherentes a la custodia del menor han sido atribuidas legalmente a otro progenitor o alguna persona o institución en interés del menor, resulta necesario prever una respuesta penal clara, distinta del delito de desobediencia genérico, así como prever medidas cautelares en el ámbito civil que eviten las sustracciones o retenciones ilícitas de menores.

En la citada Ley Orgánica 9/2002 , se modifica el artículo 622 del Código Penal , que queda redactado en los siguientes términos:


"Los padres que sin llegar a incurrir en delito contra las relaciones familiares o, en su caso, de desobediencia infringiesen el régimen de custodia de sus hijos menores establecido por la autoridad judicial o administrativa serán castigados con la pena de multa de uno o dos meses".
Nos encontramos entonces conforme al contenido de los artículos 90 y 103 del Código Civil , con dos conceptos bien diferenciados, uno, la "custodia" de los hijos, entendida como determinación de la persona a cuyo cuidado haya de quedar los hijos, y otro, el comúnmente entendido como "régimen de visitas", que comprende tanto la comunicación como estancia de los hijos con el progenitor que no viva con ellos.

Las citadas medidas, custodia de los hijos y régimen de visitas, que pueden venir determinadas bien en convenio regulador aprobado judicialmente (artículo 777 de la Ley de Enjuiciamiento Civil ) o determinadas en sentencia (artículo 774 igual Ley última citada), obligan por igual a ambos progenitores, aplicándose en beneficio de los hijos por ser el interés más digno de protección y a fin de conseguir su más armónico desarrollo físico y psíquico.

(continúa en el siguiente...)

Autor: Zaje Fecha: 15/04/2007
(continuación de la sentencia de la AP de Valencia)

b) Sin perjuicio de cuanto antecede y ocurrido el incumplimiento de lo adoptado de mutuo acuerdo o por decisión judicial, habrá de examinarse la naturaleza de lo incumplido, es decir, si afecta a la custodia, o al régimen de visitas.

En el primer caso -custodia- la protección penal deriva del artículo 622 del Código Penal -no modificado por Ley Orgánica 15/2003 de 25 de noviembre-, mientras que el régimen de visitas tendría su protección penal en el artículo 634 de igual texto sustantivo, siendo el dolo específico del articulo 622 del Código Penal alterar la persona a cuyo cuidado están los hijos, y el correspondiente al artículo 634 , incumplir el orden establecido para posibilitar que los hijos mantengan y en definitiva se fomenten, las relaciones paterno-filiales.

No obstante la adición en el art. 618 del Código Penal, de un nuevo apartado introducido por la Ley 15/2003 de 25 de noviembre nos permite asegurar la remisión a este precepto del incumplimiento típico del régimen de visitar que en la actualidad, y hasta el día 1 de octubre de 2004, se remite, en su modalidad de falta, al art. 634 C.P.

Ahora bien, a la hora de diferenciar los tipos penales en las situaciones de incumplimiento de los deberes en las relaciones familiares debemos recordar que en el art. 622 C.P . se sanciona a "Los padres que sin llegar a incurrir en delito contra las relaciones familiares o, en su caso, de desobediencia infringiesen el régimen de custodia de sus hijos menores establecido por la autoridad judicial o administrativa serán castigados con la pena de multa de uno a dos meses".

Es decir, que lo que se sanciona en esta falta es la modalidad del incumplimiento del régimen de visitas, pero en su modalidad relacionada con el contenido propio de la reforma producida por la Ley Orgánica 9/2002, de 10 de diciembre sobre sustracción de menores, por lo que dejaba al ámbito del art. 634 CP la modalidad típica del mero incumplimiento del régimen de visitas, bien por no entregar el progenitor que tiene atribuida la custodia sobre el menor al otro progenitor, o bien por no devolverlo esta último en el plazo marcado. Esta situación, como sabemos, ha quedado encuadrada, en el art. 618.2 CP a partir del día 1 de octubre de 2004 y hasta esa fecha en el art. 634 CP.

En efecto, observemos que la dicción literal del art. 618.2 CP castiga al que incumpliere obligaciones familiares establecidas en convenido judicialmente aprobado o resolución judicial en los supuestos de separación legal, divorcio, declaración de nulidad del matrimonio, proceso de filiación o proceso de alimentos a favor de sus hijos, que no constituya delito.

Es decir, que la descripción literal de la falta es clara al sancionar al que incumpliere directamente las obligaciones que cita el precepto sin ser preciso un requerimiento previo, como sí que se exigía al sancionar como falta del desobediencia del art. 634 CP, habida cuenta que era el incumplimiento del requerimiento judicial efectuado por el Juez civil lo que se sancionaba como falta en el orden penal en el citado artículo.

c) Por lo que en virtud de todo lo expuesto no resultando los hechos declarados probados como constitutivos de una falta del art. 622 en esta alzada, procede resolver la cuestión dictándose pronunciamiento absolutorio y en consecuencia desestimar el recurso.

-------------------------------------------
-------------------------------------------

Autor: Zaje Fecha: 15/04/2007
Creo que esto le da la razón a Jurist, al menos en parte.

¿Entendéis esto?:

622 = protección penal de la custodia

618.2 = mero incumplimiento del régimen de visitas (y que antes se protegía por el 634), "bien por no entregar el progenitor que tiene atribuida la custodia sobre el menor al otro progenitor, o bien por no devolverlo esta último en el plazo marcado"

¿Entonces los dos por el 618.2? ¡qué lío!

Autor: maicavasco Fecha: 15/04/2007
Bien, Zaje, NO ESTOY DE ACUERDO, y con perdon. No se puede concebir el regimen de visitas como una "obligacion", sino como un "derecho". Por tanto, no podemos estar hablando de incumplir obligaciones familiares, como si uno fuera obligado a recoger a sus hijos, pero si podemos hablar de una infraccion del regimen de custodia del 622.

Me ratifico en mis calificaciones.

Incumplimiento del convenio, diria yo. La madre vejacion injusta, el padre amenazas. Incumplimiento de convenio. Falta de lesiones padre. Falta de lesiones madre.

Comienzo a desmenuzar.

ASPECTOS PENALES DEL PADRE: Articulos 622: Los padres que sin llegar a incurrir en delito contra las relaciones familiares o, en su caso, desobediencia infringiesen el regimen de custodia de sus hijos menores establecido por la autoridad judicial o administrativa seran castigados con la pena de mula de uno a dos meses.

En cuanto a la amenaza, solicitaria la aplicacion de la falta del articulo 620.2, por ser leve la amenaza.

en cuanto a la lesion, solicitaria la aplicacion del articulo 617.2 del codigo penal, tambien falta.

EN TODO LO QUE ESTA CALIFICACION CONTRAVENGA LAS MODIFICACIONES INTRODUCIDAS POR LA LEY CONTRA LA VIOLENCIA DE GENERO SUPLICARIA AL JUZGADO EL PLANTEAMIENTO DE CUESTION DE INCONSTITUCIONALIDAD.

En cuanto a la madre, falta del 622, y falta del 617.2 del codigo penal.

A salvo de mejores criterios.

Yo aplicaria el articuclo 618.2 para casos en que por ejemplo los supuestos en que se incumpliere cualquier obligacion, como por ejemplo el abono de la mitad de los gastos extraordinarios de un menor, puesto que no se podria canalizar por el delito de impago de la pension de alimentos.


Autor: nimpondo Fecha: 15/04/2007
Estoy de acuerdo con Maica en castigar al padre y a la madre según el art. 622, porque más que incumplir una obligación (que podrían ser las relativas al impago de pensión a la ex-mujer, a los hijos, etc) lo que hacen es "infringir el régimen de custodia establecido por la autoridad judicial", como bien dice el art. 622, el cual veo más acorde al caso. Aunque fíjate, Maica, en un par de cosas:

- Como bien dijera Jurist en una de sus primeras intervenciones, la amenaza del padre ("o te callas o te doy un par de guantazos") cabría perfectamente castigarlo según el art. 171.4 : "El que de modo leve amenace a quien haya sido su esposa...". De hecho sería lo más apropiado castigarlo según este precepto.

- El bofetón que le da el hombre a la mujer, ¿no sería perfectamente subsumible en el art. 153.1? O más bien debería decir, ¿no es algo que por lo general se castiga según este precepto? (agravado, además, por realizarse el acto en domicilio de la víctima, etc).

Muchas gracias, Zaje, por aportar esa sentencia. ¿Tendrías a mano, Maica, alguna sentencia con la que respaldar el argumento con el que defiendes (y que yo comparto) la aplicación del art. 622 para los dos padres?

Gracias

Autor: Zaje Fecha: 15/04/2007
Traigo más.

1 - Primero, en un hilo que inició Maica Vasco titulado "Artículo 622: Falta: Regimen de custodio y no regimen de visitas" y al que le respondieron esto:

---------- comienzo -----------------------------------

Autor: alegato Fecha: 08/12/2006

[...]

Ahora bien, el incumplimiento del régimen de visitas es incardinable en la falta prevista y penada en el artículo 618.2 del Código PEnal, cuya redacción es fruto de la reforma operada en el Código Penal por la LEy Orgánica 15/2003, de 25 de noviembre, y en el que se establece que “el que incumpliere obligaciones familiares establecidas en convenio judicialmente aprobado o resolución judicial en los supuestos de separación legal, divorcio, declaración de nulidad del matrimonio, proceso de filiación o proceso de alimentos a favor de sus hijos, siempre que no constituya delito, será castigado con la pena de multa diez días a dos meses o trabajos en beneficio de la comunidad de uno a treinta días."

Se protege con el precepto el respeto que debe guardar el progenitor encargado de la custodia del menor respecto al régimen de comunicación con el otro progenitor, que es una obligación familiar, en cuanto establecida no tanto en interés del progenitor apartado de la convivencia cuanto del propio menor. Por ello, la Exposición de Motivos de la reforma, en su apartado III d), señala que la misma incorpora una falta para el caso de las conductas de ínfima gravedad, en este último caso incluyendo cualquier incumplimiento de obligaciones, y no sólo de aquéllas que tengan contenido económico. El hecho de que el legislador introdujera el nuevo tipo del artículo citado, sin modificar el contenido del artículo 622 del Código Penal (referido al régimen de custodia que es distinto del de visitas), no hace sino confirmar la voluntad de sancionar esos leves incumplimientos de obligaciones familiares que anteriormente no tenían encaje en esta última norma conforme a reiterada doctrina de las Audiencias Provinciales. Esta infracción no está por tanto relacionada con los delitos de abandono de familia o de desobediencia a la autoridad, y por tanto sus elementos configuradores deben encontrarse en la propia literalidad del tipo cuando en el incumplimiento se aprecie una injustificación manifiesta o reiteración, suficientes como para revelar la existencia de un dolo incumplidor, sin necesidades de requerimientos o conminaciones especiales y singulares, ni siquiera apercibimiento de las consecuencias del incumplimiento, pues en ello está la esencia del carácter residual de este nuevo tipo de infracción leve.

No obstante lo anterior, en el caso comentado, estamos ante un incumplimiento de las visitas establecidas a favor de los abuelos y dada la redacción del precepto (art. 618.2 CP) entiendo que dicho incumplimiento es atípico desde el punto de vista penal en la medida que solo se sanciona el incumplimiento de dichas obligaciones familiares en el marco existente entre los progenitores y sus hijos.

Un saludo.
________fin______________________________


2 - Además, una sentencia, que no condena en un caso similar al de nuestra madre por el art 622:

------- comienzo ---------------------------------------
Resumen: La AP estima el recurso de apelación interpuesto por el condenado en la instancia como autor responsable de una falta del art. 622 CP 95, y absuelve al apelante. Señala la Sala, entre otros pronunciamientos, que resulta incorrecta la aplicación del art. 622 CP 95, por no tener los hechos probados clara cabida en su ámbito aplicativo, ya que resulta anómalo o forzado declarar que el progenitor, que tiene atribuida la guarda y custodia de los menores, incumpla sus deberes de custodia por el solo hecho de no facilitar el régimen de visitas del otro progenitor; por y para ello se introdujo la figura hoy alojada, tras la reforma operada por la LO 15/2003, en el art. 618,2 CP 95.


AP Palma de Mallorca
SENTENCIA núm. 217/06
Ilmo. Sr. MAGISTRADO. D. EDUARDO CALDERÓN SUSÍN
En Palma de Mallorca, a veintiuno de junio del año dos mil seis.

“TERCERO.- Lo que acaba de explicar basta para que prospere el recurso, si bien, a mayor abundamiento, ha de señalarse que, en cualquier caso (y por tanto en la hipótesis declarada probada en la sentencia de instancia), resultaría incorrecta la aplicación del artículo 622 del Código Penal , por no tener clara cabida en su ámbito aplicativo, ya que resulta anómalo o forzado declarar que el progenitor, que tiene atribuida la guarda y custodia de los menores, incumpla sus deberes de custodia por el solo hecho de no facilitar el régimen de visitas del otro progenitor; por y para ello se introdujo la figura hoy alojada, tras la reforma operada por la Ley Orgánica 15/2003 , en el artículo 618.2 del Código Penal.”

_________fin__________________________

Autor: maicavasco Fecha: 15/04/2007
Vale, Zaje, veo que se van acumulando mis post. Oye, voy a cenar algo y ahora vuelvo a mirarme esto. Desconozco lo que dije entonces en ese post. Esta tarde repasando los articulos he interpretado lo que hago constar en el presente. Para mi esta claro, no se puede considerar un regimen de visitas como una obligacion, y penar por el 618.2 CP, al menos segun se indica en el presente caso. De todos modos, voy a buscar tambien jurisprudencia, como me ha solicitado nimpondo, que confirme esta interpretacion mia.

Un saludo y hasta ahora.

En el ultimo tiempo me encanta entrar en este foro porque esta penal penal penal, jajaja.

Autor: Zaje Fecha: 15/04/2007
Más, más:

---------- inicio -------------------------------
"Acuerdos adoptados para la unificación de criterios de la Audiencia Provincial de Madrid - Secciones Penales- de fecha 26 de mayo de 2006

[...]
5º. ÁMBITO DE APLICACIÓN Y DELIMITACIÓN DE LOS ARTÍCULOS DEL CÓDIGO PENAL 618.2, DE INCUMPLIMIENTO DE LAS OBLIGACIONES FAMILIARES ESTABLECIDAS EN CONVENIO JUDICIALMENTE APROBADO O RESOLUCIÓN JUDICIAL Y 622, DE INFRACCIÓN DEL RÉGIMEN DE CUSTODIA DE LOS HIJOS ESTABLECIDO POR LA AUTORIDAD JUDICIAL O ADMINISTRATIVA.

El art. 622 CP es aplicable al padre que no tiene la custodia e infringe el régimen de custodia del otro cónyuge. El art. 618 CP es aplicable al resto de las infracciones del derecho de visitas u otras obligaciones familiares.
(Acuerdo adoptado por UNANIMIDAD).

OTROSI
___________fin__________________________

Joer, cada dato nuevo que encuentro más me lio :S

Según esto entonces: el padre 622 y la madre 618 (¿como decía Jurist al principio?). Más o menos vienen a confirmar lo de la sentencia de la AP de Palma de Mallorca. Pero, ¿y el padre?...

Estoy de acuerdo en que está interesante el foro ultimamente, sí sí :) a Nimpondo le va a salir una práctica de 10... si nos ponemos de acuerdo algún día jajaja

Autor: maicavasco Fecha: 15/04/2007
LA ENCONTRE!!! JAJAJAJ LA ENCONTRE!!! LA SENTENCIA QUE EN EL CASO PRACTICO ME DARIA LA MATRICULA DE HONOR EN PENAL JAJAJA.

Alla va, para todos ustedes, el incumplimiento de un regimen de visitas no se puede penar por el 618.2 sino por el 622 como he venido defendiendo, jajajaajaja.

Audiencias Provinciales

Sentencia de Audiencia Provincial - Cantabria nº 51/2006, de 20 de Marzo de 2006

Recurso nº 334/2005, Ponente AGUSTIN ALONSO ROCA

RÉGIMEN DE VISITAS. INCUMPLIMIENTO. El denunciante, al apelar la sentencia, califica los hechos como constitutivos de la falta prevista en el artículo 618-2º del Código Penal. Dicho artículo no es aplicable al incumplimiento del régimen de visitas a los hijos por el progenitor incumplidor, sino el artículo 622. Lo que el artículo 618.2 claramente no castiga son las incidencias en el régimen de visitas. En primera instancia se absuelve al imputado. Se desestima la apelación.

P.D. Si alguien tiene interes en la sentencia la pego o se la envio por correo elctronico.


Autor: maicavasco Fecha: 15/04/2007
Desde luego que el profesor de este hombre lo va a flipar con esta practica como le exponga todo esto. Vamos le da la matricula y le dice: "No hace falta que vuelva usted mas por aqui". jajaja.

Bueno, segun la sentencia anterior, ambos serian penados por el 622 del CP.

Autor: Anafer Fecha: 16/04/2007
Me sorprende mucho esa Sentencia.

Porque lo que sanciona el 618, entre otras cosas, es la obstaculización de las relaciones del no custodio con sus hijos, por parte del custodio: incumplir el régimen de visitas, no entregar a los menores al no custodio, cuando por resolución judicial ha de tenerlos en su compañía. Que es lo que hace la madre del caso práctico.

El 622, por su parte, castiga la infracción del régimen de custodia, no el de visitas; es decir, el sustraer al menor o no restituirlo a quien legalemnete se haya atribuido su custodia. Que es lo que hace el padre del caso.

En mi opinión.

Autor: maicavasco Fecha: 16/04/2007
Yo, la verdad, he intepretado la ley igual que esta sentencia, incluso sin haberla visto. La pego, por su interes ... Un segundo.

Autor: maicavasco Fecha: 16/04/2007
...

TERCERO ... (Nota: Cita otras sentencias de la Audiencia Provincial de Cantabria, por lo que alli esto es ya doctrina jurisprudencial consolidada, y viene, mas o menos, a argumentar como yo he hecho alli arriba, para decir que se tendria que penar por el 622 cualquier incumplimiento de un regiment de visitas) ...

La cuestión ha sido interpretada de distinta forma por esta Audiencia Provincial de Cantabria, y en particular por esta Sección Tercera, que en sus Sentencias de fechas 1-4-2005, 11-4-2005 y 6-6-2005 se pronuncia sobre la misma, entendiendo que el artículo 618.2 del Código Penal no es el aplicable al incumplimiento del régimen de visitas a los hijos por el progenitor incumplidor, siendo el precepto aplicable a tal infracción el artículo 622, no el 618.2 mencionado .

El artículo 618.2 del Código Penal castiga al que incumpliere obligaciones familiares establecidas a favor de sus hijos en convenio judicialmente aprobado o resolución judicial en los supuestos, en lo que aquí interesa, de separación o divorcio, cuando ese incumplimiento no constituya delito.

Este tipo penal, introducido por la Ley 15/2003 , ha de ser interpretado a la luz de los principios rectores del Derecho Penal -de ahí la alusión ab initio-, entre los que está el principio de intervención mínima, consecuencia del carácter de ultima ratio del ordenamiento penal en el esquema general del régimen sancionador.

Cuando el artículo 618.2 castiga el incumplimiento de obligaciones familiares establecidas en convenio o sentencia, se cuida mucho de especificar que se trata de obligaciones a favor de los hijos, es decir de obligaciones cuyos sujetos activos en el cumplimiento son los padres y cuyos beneficiarios son los hijos. Es evidente que el Legislador está pensando en obligaciones relacionadas con las necesidades de los hijos (sustento, manutención, educación y en general aquellas previstas en los artículos 93 y 142 del Código Civil ) y por eso se alude también a los procesos de filiación y de alimentos en el artículo 618.2 del Código Penal . De forma tal que cuando se trata de conductas graves entrarían en juego los artículos 226 y siguientes , y cuando se trata de conductas leves, el artículo 618.2 mencionado .

Además, la sistemática abunda en esta interpretación, pues en el artículo 618.1 se castiga la omisión de auxilio o devolución a la familia o entrega a la autoridad del menor o incapaz encontrado abandonado y en el artículo 619 la omisión de auxilio o asistencia a las personas de edad avanzada o desvalidas.

Lo que el artículo 618.2 claramente no castiga son las incidencias en el régimen de visitas, pues, en primer lugar, que uno de los progenitores prolongue o recorte su tiempo de relación personal con su hijo o hijos podrá ser una acción vulneradora de lo acordado por la autoridad judicial -y sancionable por ello cuando la acción sea de cierta intensidad-, pero no podrá ser tildada de acción en contra de los intereses o necesidades del hijo o hijos, pues para éstos es tan necesario disfrutar del tiempo en compañía de uno como de otro progenitor; y, en segundo lugar, tales incidencias, cuando tienen trascendencia penal, están reguladas, si son graves y por tanto tienen naturaleza de delito, bien en el artículo 225 bis (sustracción de menor por uno de los progenitores), bien en el genérico delito de desobediencia del artículo 556, y si son leves -pero siempre con esa trascendencia específica que requiere la sanción penal-, en la falta del artículo 622 , que castiga a "los padres que sin llegar a incurrir en delito contra las relaciones familiares o, en su caso, de desobediencia infringiesen el régimen de custodia de sus hijos menores establecido por la autoridad judicial o administrativa", o en la genérica de desobediencia del artículo 634.


Autor: maicavasco Fecha: 16/04/2007
En consecuencia los hechos que se denuncian no son constitutivos de la falta del artículo 618.2 del Código Penal , como postula el denunciante, y por eso no puede ser condenada la denunciante por tal falta.

Pero tampoco puede ser condenada ésta por la falta del artículo 622 , toda vez que la única parte que acusó por tal falta -el Ministerio Fiscal-, no recurrió en apelación la sentencia absolutoria (ya se ha dicho que no es posible la "adhesión" al recurso de apelación, por haber desaparecido tal figura de la Ley de Enjuiciamiento Criminal), por lo que para dicha acusación pública la sentencia absolutoria devino firme. Si se revocara la sentencia y se condenara en esta alzada por la falta del artículo 622 , se estaría vulnerando clamorosamente el principio acusatorio, pues quien acusaba por el 622 no recurrió la sentencia y quien recurre ésta acusa por una falta que no encaja en los hechos denunciados.

Tampoco puede afirmarse que la falta del artículo 618.2 , aunque esté en el mismo Título I del Libro III del Código Penal que la castigada en el artículo 622 , pueda ser considerada homogénea con ésta, a los efectos de la doctrina de la pena justificada, pues si en el artículo 618.2 se castiga la vulneración de obligaciones relacionadas con las necesidades de los hijos -siendo éstas el bien jurídico protegido-, en el artículo 622 se castigan incumplimientos relacionados con el régimen de custodia -siendo el bien jurídico protegido, por un lado, el interés del otro padre no infractor, y por otro, el principio de autoridad vulnerado al omitirse lo establecido judicial o administrativamente-.

CUARTO : Obiter dicta, debe señalar además este Magistrado de alzada que, materialmente, tampoco se habría cometido la falta del artículo 622 por la denunciada, pues de lo actuado resulta que el hijo común de ambas partes se encontraba en los días que se denuncian en un campamento sito en Tama (Potes), por lo que no se encontraba a disposición directa de la denunciada, que mal podía haberlo entregado a su progenitor.

Teniendo en cuenta que en el recurso sólo se alega infracción de precepto legal y no error en la valoración de los hechos probados, cuya redacción no se pretende sea modificada, resulta ineluctable la desestimación del recurso y la confirmación de la sentencia de instancia.

QUINTO : Las costas de esta alzada, de conformidad con lo dispuesto en los artículos 239 y 240 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal , se declaran de oficio.

Por cuanto antecede, VISTOS los artículos citados y demás de general y pertinente aplicación, en ejercicio de la potestad jurisdiccional conferida por la Soberanía Popular y en nombre de Su Majestad El Rey,

__________________________ fin.

Autor: maicavasco Fecha: 16/04/2007
Es decir, al final se absuelve, porque el fiscal acuso por el articulo 618.2 del CP y el magistrado mantiene que en virtud del principio acusatorio (defecto en el tipo penal elegido) no puede condenar, pese a ser punible la conducta, por haber sido mal calificada, pues correctamente se tendria que haber acusado por el 622, como venia yo manteniendo durante todo el post.

Un saludo!

Autor: Anafer Fecha: 16/04/2007
No comprendo los razonamientos de esa Sentencia, de verdad. Ya la releeré mañana.

Mi opinión, a pesar de la misma, sigue siendo:

Art. 618: sólo puede ser sujeto activo el custodio, respecto a la relación del no custodio con sus hijos, cuando la obstaculiza, sin haber mediado varios requeirmientos juduciales en ese sentido (pues si no, incurriría ya en delito de desobediencia).

Art. 622: sólo puede cometerlo el no custodio, porque lo se infringe es el régimen de custodia. Y, sin llegar a caer en la sustracción d emenores, la infringe quien restituye a los menores al progenitor custodio, unos días más tarde de lo establecido.

Autor: maicavasco Fecha: 16/04/2007
Vale, Anafer, mañana la miras. A mi me parece logico. Yo de hecho hubiera calificado asi, aun sin haber visto la sentencia.

Autor: Anafer Fecha: 16/04/2007
Maica, lo lógico es que si se castiga la infracción del régimen de custodia, únicamente quien no la tiene pueda infringirla. En mi opinión, claro.

Autor: maicavasco Fecha: 16/04/2007
En puridad, a mi juicio dentro del concepto de regimen de custodia hay que incluir el regimen de visitas, puesto que durante el tiempo que un menor esta con el progenitor que esta disfrutando de ese regimen de visitas al mismo tiempo lo esta "custodiando" y sera responsable de lo que le acontezca durante este ejercicio.

Autor: maicavasco Fecha: 16/04/2007
Por lo menos, a efectos penales.

Autor: Anafer Fecha: 16/04/2007
Maica, si el progenitor custodio no entrega los menores al no custodio, éste no los tiene bajo esa custodia de la que hablas, no crees?

Autor: maicavasco Fecha: 16/04/2007
Ya, pero el articulo 622 al hablar del regimen de custodia quiere incardinar alli todas las conductas con el relacionadas, aparte de por los argumentos anteriores, sobre porque, como dice la sentencia, el ambito de aplicacion del articulo 618.2 seria el siguiente:

Cuando el artículo 618.2 castiga el incumplimiento de obligaciones familiares establecidas en convenio o sentencia, se cuida mucho de especificar que se trata de obligaciones a favor de los hijos, es decir de obligaciones cuyos sujetos activos en el cumplimiento son los padres y cuyos beneficiarios son los hijos. Es evidente que el Legislador está pensando en obligaciones relacionadas con las necesidades de los hijos (sustento, manutención, educación y en general aquellas previstas en los artículos 93 y 142 del Código Civil ) y por eso se alude también a los procesos de filiación y de alimentos en el artículo 618.2 del Código Penal . De forma tal que cuando se trata de conductas graves entrarían en juego los artículos 226 y siguientes , y cuando se trata de conductas leves, el artículo 618.2 mencionado .

Autor: Anafer Fecha: 16/04/2007
Los hijos tienen el derecho a relacionarse con el progenitor no custodio; el régimen de visitas se estructura en interés de los hijos, impera el favor filii. No prima el interés de los padres, ni se entiende como un derecho de ellos.

Autor: maicavasco Fecha: 16/04/2007
Aunque prime el interes de los hijos a la hora de señalar un regimen de visitas, ello no significa que no sea un derecho de los padres visitar y comunicarse con sus hijos, digo yo.

Autor: Anafer Fecha: 16/04/2007
Desisto. Me voy a dormir, buenas noches.

Mañana colgaré algo.

Autor: maicavasco Fecha: 16/04/2007
De acuerdo, Anafer. Un abrazo muy fuerte. :)

Autor: Anafer Fecha: 16/04/2007
Otro para ti!

Autor: mon1 Fecha: 16/04/2007
***El bofetón que le da el hombre a la mujer, ¿no sería perfectamente subsumible en el art. 153.1?***

El articulo en cuestión dice:

1. El que por cualquier medio o procedimiento causare a otro menoscabo psíquico o una lesión no definidos como delito en este Código, o golpeare o maltratare de obra a otro sin causarle lesión, cuando ***la ofendida sea o haya sido esposa, o mujer que esté*** o haya estado ligada a él por una análoga relación de afectividad aun sin convivencia, o persona especialmente vulnerable que conviva con el autor, será castigado con la pena de prisión de seis meses a un año o de trabajos en beneficios de la comunidad de treinta y uno a ochenta días y, en todo caso, privación del derecho a la tenencia y porte de armas de un año y un día a tres años, así como, cuando el Juez o Tribunal lo estime adecuado al interés del menor o incapaz, inhabilitación para el ejercicio de la patria potestad, tutela, curatela, guarda o acogimiento hasta cinco años.

En un principio si, ya que existe ha existido una relación de pareja previa, por lo que se aplica este artículo, considerandose delito en vez de falta.

En todo caso, recuerdo que los jueces son libres para valorar la prueba, por lo que tal como comente en mi primer post, aunque la teoría jurídica diga una cosa (lo cual no discuto ya que no soy jurista), una vez que se le ha marcado como maltratador, es difícil que el padre consiga algo (sobre todo si le toca un juez integrista). Cuando menos le condenarán a pena de banquillo o a recurrir y recurrir.

---

Tras releer el articulo, no se si me resulta más vomitivo la forma discriminatoria en la que esta redactado o la noticia de la mujer que arranco la lengua a su pareja que pege el otro día... la ley además se voto por unanimidad... tal vez halla que buscar alternativas, lo cierto es que votar a un partido por no votar a otro es un tanto absurdo:

http://www.ciudadanosenblanco.com/
http://otrademocraciaesposible.net/es/index.php

¿Alguien sabe de más partidos que sean minimamente coherentes y no tengan una ideología extrema? (los enlaces los pego tan solo como información, ni apoyo ni dejo de poyar a esos partidos)

Autor: Data Fecha: 16/04/2007
Padre= Delito del 153 falta del 622.
Madre= 618.2 620.2

Autor: Data Fecha: 16/04/2007
falta el signo más enre los anteriores articulos del CP.

Autor: maicavasco Fecha: 16/04/2007
Ya, Data, por eso he puesto que en todo lo que la modificacion introducida por la ley de violencia domestica contraviniera mi calificacion solicitaria al juzgado el planteamiento de una cuestion de inconstitucionalidad.

Si al final el estudiante nimpondo resolviera el caso asi, tendria que poner esto en la hoja de resolucion, para que el profesor lo tuviera en cuenta (es decir, que no se ha equivocado en la calificacion, sino que considera inconstitucional la normativa aplicable).

Autor: nimpondo Fecha: 16/04/2007
Pues si... un 10 ó un 11 me van a poner si empiezo a tirar de jurisprudencia, que precisamente no escasea...

Pero claro, el problema es que, como suele ser habitual, la jurisprudencia es ambigua con un mismo tema, y lo mismo vemos que aplican un artículo, que te aplican otro.

Al principio (después de haber pensado incluso en el 225 bis para el padre) era partidario de aplicar el 622 a ambos, pero con la inestimable colaboración de Zaje y la jurisprudencia que nos ha aportado, vemos que no sería del todo correcto esta interpretación.
Pero por otro lado, Maica se reafirma en la aplicación del 622 con otra sentencia que le da la razón.

En fin... la "magia" del Derecho Penal, de la jurisprudencia y de la madre que los parió.

Si no me vuelvo loco antes, el miércoles por la tarde tendré que haberme decidido y entregar el caso, hasta entonces intentaré averiguar qué criterio es el que se aplica en Murcia, pues es allí donde estudio y donde trabaja el magistrado que tuvo este caso y que me da las clases prácticas (un tipo muy amable, pero con una mala leche para poner los casos...)

De cualquier manera, muchísimas gracias a todos por vuestra valiosísima colaboración, y sigo abierto a cualquier anotación, opinión... el tema sigue "caliente"

Autor: Data Fecha: 16/04/2007
Ea, Ea, que la semana de gracia despues del bando huertano ya ha pasado. Toca ponerse las pilas. Suerte.:=)

Autor: maicavasco Fecha: 16/04/2007
De nada, en cualquier caso, hagas lo que hagas te aconsejo que estas seguro en lo que defiendes. Tu profesor sabe que eres estudiante, y si es magistrado sabra a ciencia cierta que a veces el derecho es asi. Podrias ponerle todas las teorias y luego razonar por qué te decantas por una o por otra. Si le pones lo de la cuestion de inconstitucionalidad, ya lo flipara. Pero de eso se trata el derecho practico, de defender tu postura hasta las ultimas consecuencias. Dile a tu profesor que si no te pone una matricula desde este foro le hacemos un corte de mangas, jajaja. :)

Autor: maicavasco Fecha: 16/04/2007
Ah, por cierto, si haces alusion al planteamiento de la cuestion, alega que es por discriminacion por razon de sexo, que vulneraria el articulo 14 de la CE. A tu profesor, si es magistrado, no le sonara a chino mandarin, porque hay muchas interpuestas por esta razon y pendientes de resolver. Un saludo.

Autor: nimpondo Fecha: 16/04/2007
Efectivamente, Maica, el derecho práctico es lo que tiene... Y como ya dije algún día atrás, todo depende de a quien defiendas. La verdad, esto sería más sencillo si tuviera que adoptar la postura de abogado defensor de uno o de otro, pero debiendo actuar de juez, con lo que ellos son...

Bueno, gracias Maica una vez más

Autor: maicavasco Fecha: 16/04/2007
Asi te vas acostumbrando ... jajaja.

Autor: Anafer Fecha: 17/04/2007
Bueno, Maica, ya estoy aquí:

SAP Barcelona 20/05/05:



FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO.- Alega el recurrente que el hecho imputado no resulta típico.
Esta Sala viene manteniendo, que conductas como las que nos ocupa no configuran la falta del art. 622 C.P. Este artículo sanciona infracciones leves del régimen de custodia establecido en resolución judicial, en procesos de familia, pero no sanciona el incumplimiento, por parte del progenitor que tiene atribuida la custodia del menor, del régimen de visitas establecido en favor del otro progenitor. No sólo el precepto resulta claro, ya que habla de infracciones del régimen de custodia, sino que ello se desprende claramente de la Exposición de motivos de la L.O. 9/2002, que es la que dió al precepto la redacción vigente.

Autor: Anafer Fecha: 17/04/2007
SAP Alicante 10/06/05:

Los términos que emplea el precepto que se dice infringido, el art. 622 del Código penal, redactado por la Ley 9/2002, 10 diciembre, "infringiesen el régimen de custodia de sus hijos menores..." suscita polémica acerca de las conductas que merecen ser sancionadas con arreglo a él.
El criterio mayoritariamente sostenido entiende que los incumplimientos del régimen de visitas no tienen cabida en la infracción de la custodia, careciendo de tipicidad específica por este precepto esos incumplimientos, que deben ser excluidos de sus previsiones en aras del principio de legalidad que debe prevalecer en la esfera penal, de forma que las discrepancias surgidas por las violaciones de las visitas deben ser perseguidas por otros preceptos y no por este (s.A.P. Asturias 6 oct. 03; Vizcaya 30-10-03; Sevilla 28 nov. 03; Las Palmas 9 ene. 04; Jaén 2 feb. 04), especialmente, a través de la figura de la desobediencia genérica (art, 634 C. Penal) que cuenta con la dificultad de precisar la concurrencia de unos determinados requisitos -el requerimiento previo- para que la actitud renuente al cumplimiento de la orden judicial adquiera tipicidad penal, circunstancia que no concurre en este caso.
Para una mejor comprensión del citado tipo penal, habrá de acudirse a la Exposición de Motivos de la Ley Orgánica 9/2002, de 10 de diciembre, de modificación, del Código Penal, y del Código Civil, sobre sustracción de menores, y así, en la que se afirma que "en aquellos supuestos donde quien verifica la conducta de sustracción o de negativa a restituir al menor es uno de sus progenitores, cuando las facultades inherentes a la custodia del menor han sido atribuidas legalmente a otro progenitor o alguna persona o institución en interés del menor, resulta necesario prever una respuesta penal clara, distinta del delito de desobediencia genérico, así como prever medidas cautelares en el ámbito civil que eviten las sustracciones o retenciones ilícitas de menores". Desde esa perspectiva se modificó el artículo 622 C. penal que quedó con la redacción que ha respetado la última reforma del Código penal


Continúa...

Autor: Anafer Fecha: 17/04/2007
Nos encontramos conforme al contenido de los artículos 90 y 103 del Código Civil, con dos conceptos bien diferenciados, uno, la "custodia" de los hijos, entendida como determinación de la persona a cuyo cuidado haya de quedar los hijos, y otro, el comúnmente entendido como "régimen de visitas", que comprende tanto la comunicación como estancia de los hijos con el progenitor que no viva con ellos. Ocurrido el incumplimiento de lo acordado por decisión judicial, habrá de examinarse la naturaleza de lo incumplido, es decir, si afecta a la custodia, o al régimen de visitas. En el primer caso -custodia- la protección penal deriva del artículo 622 del Código Penal - no modificado por Ley Orgánica 15/2003 de 25 de noviembre, mientras que el régimen de visitas tendría su protección penal en el artículo 634 de igual texto sustantivo, siendo el dolo específico del artículo 622 del Código Penal alterar la persona a cuyo cuidado están los hijos, y el correspondiente al artículo 634, incumplir el orden establecido para posibilitar que los hijos mantengan y en definitiva se fomenten, las relaciones paterno-filiales. (s.A.P. Jaén 2 feb. 04).
Conforme a esta tesis que mantiene la mayor parte de las Audiencias Provinciales, el comportamiento de la denunciada no podría ser sancionado por la falta de que ha sido acusado, la prevista en el art. 622 C. penal, por exigencias de respeto al principio de legalidad (arts. 9.3 C.E. y 4.1 C. penal). Distinto sería si el precepto invocado hubiera sido el 618.2, que sanciona el incumplimiento de obligaciones familiares establecidas en convenio o resolución judicial, modificado por la L.O. 15/2003, de 25 de noviembre, de reforma del Código penal, en el que podría tener cabida la conducta enjuiciada en este proceso, sin necesidad de requerimiento judicial previo que acuse la desobediencia, al tratarse de un tipo delictivo novedoso ajeno a la desobediencia; sin que quepa apreciar homogeneidad entre el art. 622 aplicado y el 618.2, por referirse el primero a relaciones familiares derivadas de la custodia de los hijos menores y el segundo al incumplimiento genérico de obligaciones consignadas en convenio o resolución judicial dimanante de procedimiento matrimonial o de filiación o alimentos, teniendo aquel un bien jurídico más preciso y delimitado que la amplitud que conforma el primero, que impide desplazar hacia este último artículo las conductas subsumidas en aquel.

Autor: Anafer Fecha: 17/04/2007
La verdad es que explican muy bien qué conductas sanciona el 618.2 y cuáles el 622.

Autor: Anafer Fecha: 17/04/2007
SAP Castellón 28/04/05:

SEGUNDO.- Con anterioridad a la actual redacción del art. 622 CP, modificado por la Ley Orgánica 9/2002, de 10 de diciembre, venía siendo criterio mayoritario entre las diferentes Audiencias Provinciales que la conducta de quien ostentando la guarda y cuidado de un hijo impedía al otro progenitor el régimen de visitas establecido en la correspondiente resolución civil no era constitutiva de la falta prevista en la referida disposición legal.
Dicha LO 9/2002, sobre sustracción de menores, dio nueva redacción al art. 622 castigando "a los padres que sin llegar a incurrir en delito contra las relaciones familiares o, en su caso, de desobediencia infringiesen el régimen de custodia de sus hijos menores establecido por la autoridad judicial o administrativa" ; resaltando en ese sentido la Exposición de Motivos de la citada Ley que la protección de los intereses del menor había definido una línea de actuación primordial a la hora de legislar en España, especialmente en aquellas cuestiones relacionadas con su guarda y cuidado, tratando con ello de evitar, en lo posible, los efectos perjudiciales que en supuestos de crisis familiares puedan ocasionarles determinadas actuaciones de sus progenitores. Ahora bien, la finalidad de la mencionada Ley no se refiere propiamente al régimen de visitas sino a los supuestos de sustracción o de negativa a restituir al menor por parte de uno de los progenitores, cuando las facultades inherentes al cuidado del menor han sido atribuidas legalmente al otro progenitor o alguna persona o institución en interés del menor, supuestos en los que es necesario prever una respuestas penal adecuada, distinta del delito de desobediencia genérico, así como prever medidas cautelares en el ámbito civil que eviten las sustracciones o retenciones ilícitas de menores. En realidad tal reforma no ha modificado el ámbito de aplicación de la infracción, que sigue limitada a las medidas sobre guarda y cuidado de menores, sin referirse al régimen de visitas del art. 94 CC.
Ha sido a partir de la Ley Orgánica 15/2003, de 25 de noviembre, cuando se establece un tipo penal que castigue directamente, entre otras conductas y sin necesidad de previo requerimiento en vía civil, las infracciones a las disposiciones relativas al régimen de visitas de una resolución judicial, habiendo entrado en vigor el 1 de octubre de 2004 la nueva redacción del apartado segundo del art. 618 CP que castiga al que "incumpliere obligaciones familiares establecidas en convenio judicialmente aprobado o resolución judicial en los supuestos de separación legal, divorcio, declaración de nulidad del matrimonio, proceso de filiación o proceso de alimentos a favor de sus hijos, que no constituye delito" , siendo en base a este art. 618.2 CP cuando puede castigarse penalmente el incumplimiento de un régimen de visitas, pues hasta entonces solo era sancionable penalmente como desobediencia leve prevista en el art. 634 CP, si tal incumplimiento implica además el de un requerimiento judicial realizado al denunciado por la jurisdicción civil.

Autor: maicavasco Fecha: 17/04/2007
Bien, tomaré buena nota y atacaré con las mías, eso sí, mañana o pasado, porque .... tengo el despachito, que enciendes una cerilla y salgo por los aires del estrés.

Un saludo Ana. Contigo el foro divierte. :)

Autor: Anafer Fecha: 17/04/2007
Saludos, Maica.

Autor: nimpondo Fecha: 17/04/2007
Millones de gracias, Anafer por tan interesantes aportaciones, sin duda nos serán de gran ayuda.

Pero me llama la atención una cosa, justo la última frase de todo lo que expones, fíjate:
"...siendo en base a este art. 618.2 CP cuando puede castigarse penalmente el incumplimiento de un régimen de visitas, pues hasta entonces solo era sancionable penalmente como desobediencia leve prevista en el art. 634 CP, *si tal incumplimiento implica además el de un requerimiento judicial realizado al denunciado por la jurisdicción civil*.

¿Esa última frase quiere acaso decir que para aplicar el art. 618.2 no sólo se tiene que haber incumplido el régimen de visitas, sino que también se tiene que incumplir un requerimiento judicial que se le haga al denunciado (en este caso a la madre) por vía civil?

Es que si así fuera, el hecho de que la madre de nuestro caso le diga al padre que no se lleva a los niños, y éste se da la vuelta y se va (no sin antes haberle dado un bofetón, eso sí), carecería de responsabilidad penal en tanto que ni siquiera se le ha hecho llegar a la madre ningún requerimiento judicial por vía civil ni nada por el estilo.

¿Cómo lo ves?

Autor: Anafer Fecha: 17/04/2007
Bueno, me parece que existe Jurisprudencia al respecto que ya no establece como requisito el previo requerimiento de cumplimiento, pues se entiende que el conocimiento de la Sentencia o del Auto de Medidas, su contenido, implica el conocimiento de la obligación de cumplirlo y las consecuencias del incumplimiento.

Autor: Anafer Fecha: 17/04/2007
De todas formas, me parece que ese párrafo debe tener una errata, y se refiere a la desobediencia del 634, caso en que si era necesario un previo requerimiento. El 618 no necesita de previo requerimiento, entiendo yo, porque el bien jurídico vulnerado no es el acatamiento de las resoluciones judiciales, sino el interés de los hijos.

Es decir, no se castiga, puramente, una desobediencia, por sí misma, sino el perjuicio que ella causa a los menores en cuyo interés se han establecido unas obligaciones.

No sé si me explico.

de todas formas, mira lo que se dice al principio del párrafo que citas: "Ha sido a partir de la Ley Orgánica 15/2003, de 25 de noviembre, cuando se establece un tipo penal que castigue directamente, entre otras conductas y sin necesidad de previo requerimiento en vía civil, las infracciones a las disposiciones relativas al régimen de visitas de una resolución judicial"

Autor: nimpondo Fecha: 17/04/2007
Cierto, cierto, al principio del párrafo estaba la clave...
Gracias de nuevo

Autor: Anafer Fecha: 17/04/2007
No hay de qué.

Autor: maicavasco Fecha: 18/04/2007
Mas sentencias que avalan mi tesis. SE TENDRIA QUE CASTIGAR EN EL PRESENTE CASO POR EL 622 CP.

Audiencias Provinciales

Auto de nº 375/2003, de 11 de Julio de 2003
Ponente
Enlazar como: http://vlex.com/vid/20157309

FALTA DE DESOBEDIENCIA. INCUMPLIMIENTO DE RÉGIMEN DE VISITAS. Se desarrolló juicio por una falta de desobediencia por incumplimiento de régimen de visitas. Ninguna condena es posible basada en la falta de desobediencia (art. 634 CP) por el simple incumplimiento, en un fin de semana, del régimen de visitas establecido en la sentencia de separación, pues el incumplimiento ha de ser reiterado y contumaz, que no debe confundirse con el incumplimiento aislado ni con las diferencias en el cumplimiento del régimen de visitas. En primera instancia se absuelve al imputado. Se desestima la apelación.

Es decir, el 634, ahora 618.2, no se puede aplicar a este tipo de asuntos.... suma y sigue!

Autor: maicavasco Fecha: 18/04/2007
Cuando se habla del requerimiento judicial del 634, se esta refiriendo a que se haya solicitado una EJECUCION DE SENTENCIA:
Audiencias Provinciales

Sentencia de Audiencia Provincial - Madrid nº 261/1999, de 06 de Julio de 1999
Ponente Dña. Pilar Oliván Lacasta
Enlazar como: http://vlex.com/vid/16289781



Cierto es que para la comisión de la falta de desobediencia, no es necesario que haya mediado un requerimiento expreso por parte del Juzgado para su cumplimiento, pues ello es sólo exigible en los delitos, y no en las simples faltas. Ahora bien, lo que sí se estima necesario es que se hubiera instando la ejecución de la resolución que reconocía el régimen de visitas, de tal forma que la obligada a su cumplimiento tuviera conocimiento de que ya había dado comienzo el ejercicio de tal derecho. Es decir, que era necesario un conocimiento de que de forma genérica debía hacer frente a la obligación de permitir el régimen de visitas, aunque no fuera preciso un requerimiento específico, que derivaría, lógicamente, de un incumplimiento previo, lo que no se ha acreditado.


Autor: maicavasco Fecha: 18/04/2007
Otro incumplimiento del regimen de visitas que se castiga por el 622. Suma y sigue. ..

AUDIENCIA PROVINCIAL DE SEVILLA

Sección Tercera

RECURSO:Apelación de Juicio de Faltas 4616/2004

ASUNTO: 300731/2004

Proc. Origen: Juicio de Faltas 120/2004

Juzgado Origen :1ªInst.e Instr. Morón de La Frontera nº1

Negociado:1D

Apelante:. Encarna

Apelado: Víctor y MINISTERIO FISCAL

S E N T E N C I A N U M . 534/04

En la ciudad de Sevilla, a veinticuatro de Septiembre de dos mil cuatro.

Vistos en grado de apelación por el Ilmo. Sr. D. Ángel Márquez Romero los autos de juicio verbal de faltas número 120/04 del Juzgado de Instrucción nº 1 de Morón de la Frontera.


ANTECEDENTES DE HECHO
Primero.- El referido Juzgado de Instrucción dictó en fecha 26 de mayo de 2004 sentencia cuyo fallo es del siguiente tenor literal: " Que debo condenar y condeno a Encarna como autora de una falta de incumplimiento de régimen de visitas, a la pena de un mes de multa a razón de tres euros diarios y a un día de privación de libertad por cada dos cuotas impagadas en su caso, imponiéndosele así mismo las costas".

Segundo.- Notificada la sentencia, se interpuso por la Procuradora Dª Dolores Palma Almuedo en nombre de Encarna , recurso de apelación en base a los motivos que se analizarán en el cuerpo de ésta resolución.

Tercero.- Turnadas las actuaciones a la Sección Tercera de la Audiencia Provincial, se designó Magistrado para conocer del recurso a D. Ángel Márquez Romero

Cuarto.- En la tramitación del recurso se han cumplido las prescripciones legales.


HECHOS PROBADOS
Se aceptan los hechos probados de la resolución recurrida que se dan por reproducidos.


FUNDAMENTOS DE DERECHO
Primero.- Por la representación procesal de la apelante se impugna la sentencia dictada por el Juzgador de instancia, al estimar que no concurren los elementos integradores de la falta de desobediencia por la que se ha sido condenada dadas las imprecisiones de los testimonios del denunciante y testigos.

Segundo.- La recurrente ha sido condenada como autora de la falta tipificada en el artículo 622 del Código Penal, que tras la modificación introducida por art. 4 de la LO 9/2002 de 10 diciembre castiga a ,los padres que sin llegar a incurrir en delito contra las relaciones familiares o, en su caso, de desobediencia infringiesen el régimen de custodia de sus hijos menores establecido por la autoridad judicial o administrativa".

En el presente caso, es claro que la madre denunciada, ha incumplido de forma reiterada, como se señala en el relato de hechos probados, el régimen de visitas establecido en la sentencia de separación matrimonial dictada el 12 de septiembre de 2003, de la que tenía conocimiento como ella misma reconoce. Medida que autoriza al padre a tener y estar con su hija el tiempo fijado en resolución judicial, expresándose en la sentencia que el interés de la menor recomendaba que el padre mantenga una relación fluida con el mismo, lo que ha sido impedido por la esposa con reiteración, como así lo afirma el denunciante, cuyo testimonio ha sido persistente a lo largo del procedimiento y viene corroborado por las manifestaciones de dos testigos y por el cúmulo de denuncias formuladas y la presentación de demanda de ejecución de la medida, como ha acreditado documentalmente, no habiéndose calificado los hechos de forma más grave por defectos procesales o formales como es el hecho de no haber sido requerida personalmente y sí a través de su Procuradora para el cumplimiento del régimen de visitas.

Tercero.- Debemos señalar por otro lado, que el recurso presentado tiene su fundamento en el juicio de credibilidad efectuado por el Juez ,a quo", que corresponde de forma exclusiva y excluyente al mismo, conforme a la doctrina jurisprudencial y al principio de libre valoración de la prueba que rige en nuestro sistema procesal penal y viene recogido en el art. 741 de la L.E.Cr. pues ha presenciado las pruebas que se han practicado en su presencia en el plenario, con aplicación de los principios de oralidad, publicidad, contradicción e inmediación y después ha motivado su sentencia de forma lógica y razonable, en congruencia con el resultado de las pruebas existentes en la causa.


Autor: maicavasco Fecha: 18/04/2007
En consecuencia, estimo que la citada sentencia es ajustada a derecho y está sustentada en prueba de cargo bastante y apta para enervar la presunción de inocencia, por lo que procede su confirmación, desestimando el recurso de apelación entablado por la acusada.

Cuarto.- Respecto a las costas, no existen motivos que justifiquen la imposición de las de ésta alzada a ninguna de las partes.

VISTOS los arts citados y demás de general y pertinente aplicación


FALLO
Que desestimando el recurso de apelación formulado por la Procuradora Dª Dª Dolores Palma Almuedo en nombre de Encarna contra la sentencia dictada por el Ilmo Sr. de Instrucción nº Uno de Morón de la Frontera en el juicio de faltas nº 120/04 debo confirmar y confirmo dicha resolución, sin expresa condena en las costas de esta alzada.

Vuelvan las actuaciones al Juzgado de procedencia con certificación de esta resolución para su ejecución y cumplimiento.

Esta resolución es firme y contra ella no cabe recurso alguno.

Así por esta mi sentencia, definitivamente juzgando en segunda instancia, lo pronuncio, mando y firmo.

PUBLICACIÓN.- La anterior sentencia ha sido publicada en el día de su fecha. Doy fe.

Autor: maicavasco Fecha: 18/04/2007
Audiencias Provinciales

Auto de nº 541/2003, de 01 de Septiembre de 2003
Ponente
Enlazar como: http://vlex.com/vid/20157739


AUDIENCIA PROVINCIAL

SECCION DECIMOSEXTA


MADRID

ROLLO DE APELACIÓN Nº: 335/2003 RJ

JUICIO DE FALTAS: 81/2003

JUZGADO DE INSTRUCCIÓN Nº4 DE MÓSTOLES


SENTENCIA Nº541/2003

D. MIGUEL HIDALGO ABIA

En Madrid, a uno de septiembre de dos mil tres.

Visto por D. MIGUEL HIDALGO ABIA, Magistrado de ésta Sección 16ª de la Audiencia Provincial de Madrid, actuando como Tribunal Unipersonal, el presente Recurso de Apelación nº335/03 contra la sentencia de fecha 26-2-03, dictada por el Magistrado del Juzgado de Instrucción nº4 de Móstoles, en el Juicio de Faltas nº81/03, interpuesto por el letrado don Pedro Bernardo Prada Garrudo. Siendo partes apeladas el Ministerio Fiscal y Juan .

I.ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- Por el Juzgado de Instrucción nº4 de Móstoles en el procedimiento que más arriba se indica se dictó sentencia, de fecha 26-2-03, cuya parte dispositiva establece:

"FALLO: CONDENAR a Ana María como autora responsable de una falta del artículo 622 del Código Penal a la pena de uno mes de multa a razón de tres euros diarios (ascendiendo a un total de 90 euros), quedando sujeto a la responsabilidad penal subsidiaria de uno día de privación de libertad por cada dos cuotas diarias no satisfechas, condenándole asimismo al pago las costas causadas y derivadas de este proceso".

SEGUNDO.- Notificada dicha sentencia a las partes, se formalizó por el letrado don Pedro Bernardo Prada Garrido, en defensa de Ana María el recurso de apelación, que autoriza el artículo 976 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, que hizo las alegaciones que se contienen en su escrito de recurso, que aquí se tienen por reproducidas, no pidiéndose la práctica de ninguna diligencia de prueba.

Del escrito de formalización se dio traslado por el Juez de Instrucción al Ministerio Fiscal y a las demás partes personadas por el plazo de diez días comunes para que pudieran adherirse o impugnarlo. Siendo impugnado por el Ministerio Fiscal.

TERCERO.- Recibidas las actuaciones en esta Audiencia Provincial se formó el correspondiente rollo de apelación, repartiéndose por turno para la resolución, conforme al artículo 82.2 de la Ley Orgánica del Poder Judicial, al Magistrado que firma la presente sentencia.

II.HECHOS PROBADOS

Se confirman los de la sentencia recurrida, que aquí se tienen por reproducidos.

III.FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.- El recurrente discrepa con la valoración de la prueba realizada por el Juez Instructor en la sentencia recurrida.

"Aunque la fijación de los hechos y la valoración de los medios de prueba corresponde, en principio, al Juez de instancia, también el Juez o Tribunal de apelación puede valorar las pruebas practicadas en primera instancia, así como examinar y corregir la ponderación llevada a cabo por el Juez, dado que el recurso de apelación otorga plenas facultades al Juez o Tribunal ad quem para resolver cuantas cuestiones se le planteasen, sean de hecho o de derecho, por tratarse de un recurso ordinario que permite un novum judicium" (Sentencia del Tribunal Constitucional de fecha 29/11/1.990).


Autor: maicavasco Fecha: 18/04/2007
No obstante, si bien el Tribunal de apelación tiene plenas facultades para conocer en su totalidad lo actuado, no es menos cierto que el principio de inmediación impone que haya de dar como verídicos los hechos que el Juez de Instrucción ha declarado probados en la sentencia apelada, cuando no existe manifiesto y patente error en la apreciación de la prueba o cuando los hechos probados resulten incompletos, incongruentes o contradictorios en sí mismos o finalmente cuando hayan sido desvirtuados por alguna prueba que se haya realizado en la segunda instancia.

Plantea el recurrente una cuestión relativa a la valoración de la prueba, a través de la que pretenden imponer su criterio parcial y subjetivo al más imparcial y objetivo del Juez "a quo". El examen de las actuaciones y, en particular del acta del juicio oral, permiten comprobar cómo a éste comparecieron los implicados y los testigos por ellos propuestos, con el resultado que consta en la misma. El Juez sentenciador en primera instancia, desde la posición privilegiada que la inmediación le confiere y que le permiten percibir directamente las manifestaciones en todos aquellos que ante él declaran y explicando las razones por las que otorga mayor credibilidad a unos que a otros de los intervinientes, llega a la conclusión de que los hechos ocurren tal como la sentencia declara probados.

Conclusión que es plenamente compartida por esta Audiencia, pues, de lo actuado en la causa y en el solemne acto del juicio de instancia, resulta acreditado que la acusada - apelante infringió el régimen de visitas que su ex-marido tenía reconocido en convenio regulador, aprobado judicialmente por sentencia de separación de 16-5-1997, no haciéndole entrega de la hija común el sábado día 21-12-02. Hecho objetivo que no es negado por la propia denunciada, cuya conducta no puede ser excusada por el hecho de que dirigiera al denunciante un burofax participándole que se retrasaría la entrega de la niña de las 10 horas de tal día a las 21 horas por tener que asistir a un acto educativo, que comenzaría a las 18 horas de la referida fecha. Ello como consecuencia de que el padre, por idéntico medio, la comunico que no estaba de acuerdo con tal posposición y que no tenías inconveniente él en llevarla a tal evento cultural. Y así las cosas, actuando unilateralmente, decidió desconocer los derechos del denunciante y no le entregó la niña a las 10 horas.


Conducta que es constitutiva de la falta contra las personas del artículo 622 del Código Penal, pues retuvo a la niña, no la entregó al padre e infringió el régimen de visitas, pese a la oposición de él al cambio unilateral que ella proponía para tal fin de semana.

SEGUNDO.- Por lo expresado procede desestimar la apelación y confirmar la sentencia impugnada, declarando de oficio las costas de esta alzada al no apreciarse temeridad o mala fe.

Vistos los artículos de pertinente aplicación del Código Penal y de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

FALLO

DESESTIMO el recurso de apelación interpuesto por el letrado don Pedro Bernardo Prada Garrudo, en defensa de Ana María , y

CONFIRMO la sentencia de fecha 26-2-02, dictada por el Juzgado de Instrucción nº4 de Móstoles en el Juicio de Faltas nº 81/03.

Se declaran de oficio las costas de ésta segunda instancia.

Contra esta sentencia no procede recurso alguno.

Devuélvanse las actuaciones al Juzgado de su procedencia, con testimonio de esta sentencia para su cumplimiento y ejecución.

Así por esta mi sentencia, la pronuncio, mando y firmo.

PUBLICACIÓN.- Leída y publicada fue la anterior sentencia por el Iltmo. Magistrado Ponente estando celebrando Audiencia Publica. Doy fe.


Autor: maicavasco Fecha: 18/04/2007
Audiencias Provinciales

Sentencia de Audiencia Provincial - Cantabria nº 51/2006, de 20 de Marzo de 2006

Recurso nº 334/2005, Ponente AGUSTIN ALONSO ROCA

RÉGIMEN DE VISITAS. INCUMPLIMIENTO. El denunciante, al apelar la sentencia, califica los hechos como constitutivos de la falta prevista en el artículo 618-2º del Código Penal. Dicho artículo no es aplicable al incumplimiento del régimen de visitas a los hijos por el progenitor incumplidor, sino el artículo 622. Lo que el artículo 618.2 claramente no castiga son las incidencias en el régimen de visitas. En primera instancia se absuelve al imputado. Se desestima la apelación.


Autor: maicavasco Fecha: 18/04/2007
PERO NO SOLO LA AUDIENCIA PROVINCIAL DE CANTABRIA APLICA ESTE CRITERIO, SINO TAMBIEN LA DE MADRID ... ALLA VA...

Audiencias Provinciales

Sentencia de Audiencia Provincial - Madrid nº 114/2006, de 06 de Marzo de 2006
Recurso nº 482/2005, Ponente JACOBO VIGIL LEVI
Enlazar como: http://vlex.com/vid/20777308
Resumen:
"INCUMPLIMIENTO DE OBLIGACIONES FAMILIARES. Se condena a la acusada como autora de dos faltas del art. 622 del CP y al pago de las costas procesales. Se estima en efecto que ambas tanto la infracción por la que la recurrente fue condenada, como aquella conforme a la cual procede calificar el hecho, son homogéneas. Ninguna duda existe sobre la similitud del hecho punible, referido en ambos casos a la contravención de deberes impuestos en resolución judicial en relación con el cumplimiento de deberes familiares, lo que indica una evidente similitud de los bienes jurídicos tutelados; la pena prevista en el tipo aquí propuesto es más grave que la establecida en el que fue objeto de sanción. No se contravienen así los principios acusatorios ni de la prohibición de la reformatio in peius, en tanto no son objeto de modificación los hechos declarados probados ni ha sido cuestionado por la defensa en el recurso de apelación la calificación jurídica de los mismos. Por ello se desestima la apelación. Se confirma la sentencia. Se declaran de oficio las costas de esta segunda instancia."

Texto:
JACOBO VIGIL LEVI

AUDIENCIA PROVINCIAL

Secc. 17ª bis

Madrid

Rollo nº 482/05 RJ

Procedimiento de Juicio de Faltas nº 1.126/05

Juzgado de Instrucción nº 11 de Madrid

SENTENCIA Nº 114/06

En Madrid, a 6 de marzo de 2.006

Visto en grado de apelación, por el Ilmo. Sr. Magistrado de la Sección 17ª de esta Audiencia Dº. JACOBO VIGIL LEVI, el rollo de apelación número 482/05, dimanante del Juicio de Faltas seguido con el número 1.126/05 por el Juzgado de Instrucción nº 11 de Madrid por una falta de incumplimiento régimen de visitas, autos que penden de recurso de apelación formulado por Dª. Julieta contra la sentencia dictada en fecha 10 de noviembre de 2.005 por el Ilmo. Sr. Magistrado-Juez del expresado Juzgado.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- Por el Juzgado de Instrucción indicado en el encabezamiento en la fecha expresada se dictó Sentencia en cuya parte dispositiva textualmente se dice: " FALLO: "Que debo condenar y condeno a Julieta, como autora de dos faltas del art. 622 del Código Penal , a las penas, por cada falta, de MULTA DE CUARENTA DÍAS, A RAZÓN DE CUOTAS DIARIAS DE CUATRO EUROS, CON UN DÍA DE PRIVACIÓN DE LIBERTAD POR CADA DOS CUOTAS DIARIAS NO SATISFECHAS, y al pago de las costas procesales.

SEGUNDO.- Notificada dicha resolución a todas las partes interesadas, contra la misma se interpuso recurso de apelación por la representación procesal de Dª. Julieta, en cuyo escrito tras expresar los fundamentos del recurso que tuvo por pertinentes, interesó la revocación de la sentencia recurrida.

TERCERO.- Admitido a trámite dicho recurso se dio traslado del mismo al resto de las partes personadas, para que en el término legal formularan las alegaciones que tuvieren por conveniente a sus respectivos derechos. Evacuado dicho trámite se remitieron el 26 de diciembre de 2.005 las actuaciones a esta Sección 17 bis de la Audiencia Provincial de Madrid.

CUARTO.- Recibidos los autos y registrados en esta Sección y sin celebrarse vista pública al no solicitarse ni estimarse necesaria, quedaron los mismos para Sentencia.


ÚNICO-. Se acepta en su integridad el relato de hechos probados que contiene la sentencia recurrida.


Autor: maicavasco Fecha: 18/04/2007
FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO-. La recurrente interesa la revocación de la resolución recurrida alegando como motivo de impugnación el de infracción de precepto legal.

La apelante formula un confuso recurso, cuyo contenido no deja entrever fácilmente cuál o cuáles sean los motivos de impugnación. Entiendo que el relato de hechos probados, en cuanto afecta a su aspecto sustancial, no se impugna, sino que se pretende justificar la conducta de la condenada, con argumentos de derecho, motivo por el cual considero referido el recurso formulado a un motivo de infracción legal.

Sostiene en primer lugar la recurrente que se ha vulnerado su derecho a la tutela judicial efectiva, con consiguiente indefensión, al existir incongruencia entre los hechos probados y aquellos que han sido objeto de enjuiciamiento.

Se observa que el procedimiento del que trae causa el presente rollo procede de dos denuncias acumuladas por auto 19 de octubre de 2.005 (f 55). En la primera el denunciante refiere como antecedente que está separado de su esposa, la denunciada, por sentencia dictada por el JPI nº 27 de Madrid en autos de separación contenciosa nº 165/01 , que estableció determinado régimen de vistas a favor de la hija menor del matrimonio y del propio denunciante; precisa además que, por resolución judicial, el régimen de visitas venía cumpliéndose en un Centro de Protección Familiar. Se denuncia finalmente que la esposa no condujo a la menor al lugar convenido los días 23, 24 y 25 de septiembre de 2.005. En la segunda denuncia, se reiteran los mismos antecedentes, y se refiere análogo incumplimiento los días 7, 8 y 9 de octubre de 2.005.

Como puede observarse los hechos denunciados son precisamente los que se refieren en el relato de hechos que se declara probado. Se añade sin embargo que, por auto de 19 de diciembre de 2.001 se había despachado ejecución en relación con el referido régimen de vistas, estableciendo el lugar de su cumplimiento y las fechas en las que había de hacerse efectivo. Este dato, aunque implícito en las denuncias formuladas, ha sido introducido por la acusada en su escrito de defensa, y forma también, por tanto, del objeto del debate.

No existe la incongruencia alegada, por lo que el motivo ha de decaer.

Autor: Anafer Fecha: 18/04/2007
Sólo recordar que la nueva redacción del 618 entró en vigor en fecha 1 de octubre de 2004.

Veo que las Sentencias que aportas, salvo la ya aportada con anterioridad, de la AP Cantabria, son anteriores a la entrada en vigor de la reforma.

Autor: maicavasco Fecha: 18/04/2007
SEGUNDO-. Alega la recurrente que corresponde a la jurisdicción civil precisar el régimen de visitas derivado de la separación matrimonial.

Es un argumento que comparto plenamente. Corresponde en efecto a dicha jurisdicción establecer los efectos derivados de la separación de los litigantes y las distintas modulaciones de su desarrollo; considero también no obstante que corresponde a la jurisdicción penal determinar si ha existido un incumplimiento con relevancia penal de dicho régimen e imponer la consiguiente sanción.

En realidad de la propia alegación formulada se deduce que el régimen de visitas, tal como efectivamente lo estableció el JPI ha sido vulnerado. Así la recurrente refiere que solicitó, por motivos personales, el cambio del régimen de visitas o de la forma en la que éste debía cumplirse, respecto a lo dispuesto por el auto dictado el 19 de diciembre de 2.001 , ya citado. De sus propias alegaciones se deduce que dicha solicitud no había sido atendida a las fechas que se refiere la denuncia, por lo que el incumplimiento por parte de la acusada de los dispuesto en tal resolución, supuso un incumplimiento de lo determinado por la jurisdicción civil, efectivamente competente para regular el régimen de visitas reconocido a favor de una menor.

TERCERO-. A partir de las alegaciones formuladas, la condenada reconoce por tanto que no cumplió en los términos fijados, sus obligaciones derivadas del régimen de visitas establecido por resolución judicial.

Esta conducta entiendo sin embargo que no es la sancionada por el artículo 622 del Código Penal . El precepto, en su redacción conferida por la L.O. 15/03 , en vigor al tiempo de los hechos, sanciona a "los padres que sin llegar a incurrir en delito contra las relaciones familiares o, en su caso, de desobediencia infringiesen el régimen de custodia de sus hijos menores establecido por la autoridad judicial o administrativa".

De la sola lectura del precepto resulta que la conducta del sujeto activo ha de suponer una perturbación del "régimen de custodia" establecido. Sin embargo, ninguna referencia se realiza a la alteración del régimen de visitas, sin que uno y otro concepto deban asimilarse. En efecto, como resulta de los artículos 90 A) y 94 del Código Civil , el derecho de visita es la contrapartida que, en interés del menor, corresponde al progenitor no custodio para conservar el contacto con los hijos menores.

El régimen de visitas no es una de las facultades inherentes a la guarda, sino el reverso o consecuencia de la necesaria exclusión de éstas de uno de los progenitores protagonistas de la ruptura. El progenitor que tiene atribuida la custodia de los hijos puede infringir el régimen de visitas, pero no el de custodia, cuya infracción sólo es posible, salvo supuestos anómalos, por el progenitor apartado de la convivencia con los hijos. Y a este último supuesto, ajeno por completo al caso de autos, el que pretenden prevenir los nuevos artículos 225 bis y 622 del Código Penal.




Autor: maicavasco Fecha: 18/04/2007
En efecto para comprender el alcance del precepto estudiado, debe hacerse referencia a aquellos que configuran su contexto legislativo. Así la L.O. 9/02 de 10 de diciembre, introdujo el citado artículo 225 bis y dio nueva redacción al precepto que nos ocupa. La pretensión del legislador era precisamente, según se deduce de la exposición de motivos, de sancionar "aquellos supuestos donde quien verifica la conducta de sustracción o de negativa a restituir al menor es uno de sus progenitores, cuando las facultades inherentes a la custodia del menor han sido atribuidas legalmente al otro progenitor". Es decir, se pretendía precisamente tutelar la situación de custodia establecida, sin mención alguna al régimen de visitas.

Por otra parte la L.O 15/03 introdujo un párrafo 2 al artículo 618 del Código Penal que sanciona al "que incumpliere obligaciones familiares establecidas en convenio judicialmente aprobado o resolución judicial en los supuestos de separación legal, divorcio, declaración de nulidad del matrimonio, proceso de filiación o proceso de alimentos a favor de sus hijos, que no constituya delito". Según la exposición de motivos a dicha ley lo que se pretende es sancionar todos los incumplimiento del régimen familiar establecidos, y no sólo "aquellas que tengan contenido económico".

De esta forma el legislador ha querido distinguir dos conductas. Aquella del progenitor que altere el régimen de custodia del menor, que sanciona a través del artículo 225 del Código Penal o de la falta prevista en el artículo 622 , y aquella del progenitor que quebranta el régimen de visitas establecido que, como forma de incumplimiento de una obligación familiar establecida en sentencia o convenio regulador, integrará la falta del artículo 618 del Código Penal .

Esta conclusión no habrá de determinar sin embargo un fallo absolutorio, debiendo asumirse el criterio mayoritario de la Sala plasmado, entre otras, en sentencia dictada en Rollo de apelación 445/05. Se estima en efecto que ambas tanto la infracción por la que la recurrente fue condenada, como aquella conforme a la cual procede calificar el hecho, son homogéneas. Ninguna duda existe sobre la similitud del hecho punible, referido en ambos casos a la contravención de deberes impuestos en resolución judicial en relación con el cumplimiento de deberes familiares, lo que indica una evidente similitud de los bienes jurídicos tutelados; la pena prevista en el tipo aquí propuesto es más grave que la establecida en el que fue objeto de sanción. No se contravienen así los principios acusatorios ni de la prohibición de la reformatio in peius, en tanto no son objeto de modificación los hechos declarados probados ni ha sido cuestionado por la defensa en el recurso de apelación la calificación jurídica de los mismos.

CUARTO -. Por cuanto se expone los motivos, y con él la totalidad del recurso, deben ser desestimados. Se declaran las costas procesales de oficio.

Por todo lo expuesto, en nombre de S.M. el Rey y en virtud de las atribuciones que me confiere la Constitución Española,


Autor: Anafer Fecha: 18/04/2007
Y con la última que aportas, me das la razón.

No es por nada...

Autor: maicavasco Fecha: 19/04/2007
Pudiera ser. Yo, la verdad, es que me ratifico en lo dicho. Para mi el regimen de visitas no se puede interpretar como una obligacion, sino en todo caso como un derecho/deber, y por tanto castigaria a ambos progenitores, como a mi juicio acertadamente dice la sentencia de cantabria, por el 622. Veremos a ver como ha resuelto el caso el profesor del consultante.

Un saludo y un abrazo Anafer.

Autor: Anafer Fecha: 19/04/2007
Otro para ti.

Autor: nimpondo Fecha: 23/04/2007
Pues bien, aquí está la ansiada respuesta.

La cuestión era averiguar qué artículo era el que aplicaban en Murcia para la madre que tenía la custodia e incumplía el régimen de visitas. En Murcia, para este caso, aplicaron el art. 622.

De cualquier modo, no deja de ser cierto (y paradójico) que en España hay tribunales que aplican el 622 y otros el 618.2, y que por tanto la Jurisprudencia es asombrosamente contradictoria.

Es decir, que si esta señora hubiera vivido en Mallorca, Castellón o Barcelona, le habrían aplicado el 618.2, pero viviendo en Murcia o en Cantabria, se le aplicaria el 622 (como hice saber en mi argumentación)

En fin, gracias a la valiosa colaboración de todos pude realizar una completa argumentación.

Autor: maicavasco Fecha: 23/04/2007
Ya, nimpondo, me di cuenta que Anafer y yo llevabamos razon, segun el juzgado o tribunal.




EN CUALQUIER CASO, LA MATRICULA DE HONOR PARA MI!!! (por ser Murcia) JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJJAJA.

Un saludo!

Autor: Harry Callahan Fecha: 30/05/2007
Buenas tardes:

Este es el post del que te hablo, vale la pena leerlo todo.

Un saludo.

Autor: Juankki Fecha: 31/05/2007
Gracias Harry Callahan, por haber vuelto a subir este post; aunque no lo he acabado de leer me parece superinteresantisimo.-
Un saludo y gracias por tu amabilidad.-

Autor: Genaro Fecha: 31/05/2007

Hola.
Lo que yo me pregunto, tras leeros, es que cómo puede hablarse de igualdad ante la ley si la sentencia depende de dónde se juzgue el hecho?
No es un cachondeo total?


Para poder enviar mensajes al foro es imprescindible estar dado de alta como usuario registrado

Iniciar sesión - Darse de alta


Bufetes de abogados especialistas en Derecho Penal:

Alvaro MARTINEZ-ESPARZA GARCÍA  (MADRID) Ver ficha
Experiencia, dedicación y profesionalidad al servicio de sus intereses. Presupuestos de honorarios adaptados. Consulta gratuita..
Luis CHABANEIX  (MADRID) Ver ficha
Jaime BARRERAS G.-PASTORIZA  (VIGO, Pontevedra) Ver ficha
Se garantiza rapidez en las gestiones, además de honorarios comedidos.
Patricia MORENO INFANTE  (SAN SEBASTIAN DE LOS REYES, Madrid) Ver ficha
Abogados especialistas en Familia, Arrendamientos, Administrativo, Protección de Datos, Impagados.
Francisco Javier CAMACHO ROSALES  (FUENGIROLA, Málaga) Ver ficha
Gustavo LOPEZ-MUÑOZ Y LARRAZ  (MADRID) Ver ficha
ABOGADOS COMBATIVOS en toda España desde 1965 Delitos Graves, Trafico de Drogas y Negligencias Medicas y Hospitalarias
Pedro ROJO PIQUERAS  (MADRID) Ver ficha



Portada  ·  Mapa del web  ·  Bases de Datos  ·  Abogados  ·  Foros   
Legislación  ·  Suscripción Boletín  ·  Areas Legales  ·  Búsqueda de Profesionales   
 
©2001 PORTICO LEGAL S.L.      Aviso Legal   Publicidad   Contacto
Foros Legales