CREDITOS Y PRESTAMOS

 

PRÉSTAMOS Y CRÉDITOS BANCARIOS: CONCEPTOS

Según el artículo 1.740 del Código Civil, "Por el contrato de préstamo, una de las partes entrega a la otra, o alguna cosa no fungible para que use de ella por cierto tiempo y se la devuelva, en cuyo caso se llama comodato, o dinero u otra cosa fungible, con condición de devolver otro de la misma especie y calidad, en cuyo caso conserva simplemente el nombre de préstamo. El comodato es esencialmente gratuito. El simple préstamo puede ser gratuito o con pacto de pagar interés." Los préstamos bancarios no son comodatos sino simples préstamos, es decir, meras entregas de dinero. El que recibe el dinero adquiere la propiedad del mismo (art. 1.753 CC), estando obligado a devolver al acreedor (en nuestro caso una Entidad Financiera) otro tanto de la misma especie y calidad, pagándose intereses si así se ha establecido (art. 1.755 CC).

Al intervenir una Entidad Financiera estamos ante un préstamo mercantil, sometido por tanto a la normativa mercantil, en concreto la bancaria. Por tanto, podemos decir que el préstamo es el contrato por el que una Entidad Financiera entrega a una persona física o jurídica dinero u otra cosa fungible con la condición de devolver otro tanto de la misma especie y calidad.

El contrato de préstamo normalmente se formaliza en póliza con intervención de Fedatario Público, aunque dependiendo de su cuantía y otras peculiaridades, también en escritura pública ante notario. Las garantías que se exigen son las siguientes: La personal, solidaria, subsidiaria o mancomunada respecto al cliente. Esto significa que el cliente responde con todos sus bienes presentes y futuros del pago de la deuda que ha asumido con la Entidad Financiera.

  • Si hay varios clientes que hayan firmado el contrato, o hayan aparecido como fiadores o avalistas, todos ellos responden del pago de la deuda.

  • Si responden de forma solidaria, significa que el banco puede reclamar a cualquiera de ellos el pago de la totalidad de la deuda.

  • Si es subsidiaria, primero irá contra el deudor principal y luego contra los avalistas o fiadores en el caso de que no logre cobrar del cliente principal.

  • Si es mancomunada significa que tanto el deudor principal como los avalistas o fiadores responden según cuotas.

El contrato de crédito es un contrato por el cual la Entidad Financiera se compromete a proporcionar al cliente fondos hasta una cierta cuantía o límite, en diversas formas, percibiendo por permitir tal disponibilidad de fondos una comisión, así como unos intereses que se girarán de acuerdo con las condiciones pactadas por la Entidad Financiera y el cliente, por todos y cada uno de los días en que el cliente adeude una suma de dinero y en función de las cantidades dispuestas en cada momento.

A partir de la firma del contrato, el banco queda comprometido a hacer efectivas las órdenes del cliente que dentro del espacio de tiempo convenido y hasta el límite total de disposición pactado. Por ello el cliente retribuirá al banco con las comisiones que hayan pactado y los intereses por las cantidades dispuestas hasta el final del reembolso.

El crédito bancario (en términos más estrictos, apertura de crédito en cuenta corriente), es un contrato por el cual la Entidad Financiera pone a disposición del cliente cierta cantidad de dinero, el cual deberá de devolver con intereses y sumándole una comisión según los plazos pactados En la práctica, es algo más que una cantidad de dinero de la que el cliente puede disponer a lo largo del tiempo, pagando intereses y comisiones por el dinero efectivamente retirado de la cuenta. En efecto, la apertura de crédito en cuenta corriente puede implicar:

  • Entrega de dinero en efectivo al cliente

  • Pagar a terceros en nombre del cliente (pago de facturas, deudas, etc.).

  • Pagar cheques contra la cuenta corriente.

  • Otorgar al cliente la prórroga de una deuda vencida.

  • Descontar letras de cambios presentadas por el cliente, facilitar al cliente o al tercero que éste le indique una carta de crédito, y constituir fianzas por el cliente, en forma de depósitos de garantía o mediante avales, son operaciones que se pueden canalizar a través de estas cuentas, donde se anotarán los apuntes que originen de igual forma que en una cuenta sin límite de crédito.

 

DIFERENCIAS ENTRE PRÉSTAMOS Y CRÉDITOS BANCARIOS

El préstamo se compone de una cantidad determinada que la Entidad Financiera pone a disposición del cliente, durante un determinado periodo de tiempo que se refleja en el contrato desde el inicio al vencimiento.

En el crédito, por el contrario, lo que la Entidad Financiera hace es poner a disposición del cliente en una cuenta de crédito hasta una cantidad de dinero determinada.

En el préstamo el plazo de la operación suele ser de medio a largo plazo y los periodos de amortización normalmente son mensuales, trimestrales o semestrales.

En el préstamo se suelen exigir garantías personales (avales) o reales (prendas o hipotecas).

La operación de crédito se documenta normalmente en una póliza de crédito intervenida por fedatario público y pueden esta garantizadas por letras de cambio, avalistas pignoraciones de valores, o fondos de inversión, inmuebles.

En el préstamo la cantidad otorgada se ingresa directamente en la cuenta del cliente y, se utilice o no, devengará intereses desde el primer día hasta su vencimiento. Los intereses se calculan sobre todo el importe de capital que se ha concedido.

En un crédito únicamente se devengarán intereses por aquella parte de capital efectivamente dispuesto. El resto de capital sigue disponible en la cuenta de crédito sin devengar intereses hasta que no sea utilizado.

En el préstamo, el cliente reembolsa los intereses y una cantidad de amortización del capital pendiente. A su vencimiento no admite renovación, tendríamos que realizar un nuevo contrato de préstamo.

El crédito admite todas las renovaciones que se puedan negociar con la Entidad Financiera cuando llega el vencimiento del plazo contratado. En el crédito el prestatario puede mantener saldo deudor en su cuenta por hasta el importe máximo del importe concedido.

La finalidad de la financiación es determinantes para elegir préstamos o crédito. Cuando se destina a invertir en algo que conocemos su precio (activos, inmuebles, maquinaria, vehiculos, etc.) es recomendable el préstamo. Cuando la inversión se realiza en algo que se va a volver a vender (circulante) o porque tenemos previstos ingresos futuros suficientes para pagar, pero no sabemos cuándo, ni exactamente cuánto, es recomendable el crédito.

 

CLASES DE PRÉSTAMOS Y CRÉDITOS BANCARIOS

Los préstamos más comunes son los préstamos personales y los préstamos hipotecarios.

  • Los préstamos personales se conocen normalmente como préstamos al consumo ya que facilitan la compra y/o inversión en el momento de producirse esa necesidad o deseo de compra, sin que tengas que esperar a ahorrar el dinero necesario para adquirirlos. Son utilizados normalmente para hacer reformas en la casa, adquirir un coche, una moto, vacaciones, planificar una boda, hacer un Master, gastos médicos inesperados, invertir en productos financieros, pagar a Hacienda, etc.

  • Los préstamos hipotecarios se solicitan para la compra de vivienda.

Los créditos son productos financieros que suelen ser utilizados por las empresas en lugar de por las familias. La razón es que se acomoda mejor a las necesidades de tesorería, aunque los intereses que se pagan suelen ser superiores a los del préstamo.

Otros tipos de préstamo, son los siguientes:

  • Préstamo en moneda extranjera: Se puede contratar un préstamo en divisas desde la liberalización general de los movimientos de capital en el seno de la Unión Europea instaurada por la Directiva 1988/361/CEE.

  • Préstamo con garantía de valores: La garantía que tiene la Entidad Financiera viene dada por la pignoración de valores (por ejemplo, de acciones).

  • Préstamo de financiación de ventas a plazos de bienes muebles: Un contrato de venta a plazos es aquel por el que una de las partes entrega a la otra una cosa mueble corporal y ésta se obliga a pagar por ella un precio cierto de forma total o parcialmente aplazada en tiempo superior a tres meses desde su perfección.

 

ELEMENTOS DE LOS PRÉSTAMOS Y CRÉDITOS BANCARIOS INTERESES

Los intereses han de estar expresamente pactados por contrato.

Tipo de interés fijo
Tanto en un préstamo como en un crédito el interés es fijo y se ha fijado así de antemano en el contrato. Tipo de interés fijo significa que es el mismo desde el primer día (inicio) hasta su vencimiento. El cliente conoce con exactitud los intereses que va a pagar por la financiación que recibe, y no le afectará que los tipos de interés varíen al alza. Ahora bien, por lo mismo no podrá beneficiarse de la posible rebaja de tipos si éstos tienen tendencia bajista.

Tipo de interés variable
El interés es variable cuando partiendo de un tipo conocido y determinado para un cierto periodo, se le suma o resta un diferencial o margen que nos dará el nuevo tipo a aplicar. Ese margen se establece mediante la vinculación a algún tipo de referencia del mercado. Al contrario de lo que sucede en el tipo de interés fijo, en el variable no conocemos lo que nos van a costar los intereses del capital, pues no sabemos los tipos que serán aplicados en periodos futuros. Todo dependerá de la evolución del tipo de referencia. Por ejemplo, si vinculamos el tipo al tipo general de interés del dinero, nuestros intereses aumentarán si sube el tipo de interés. Por el contrario, si el tipo de interés baja nos veremos favorecidos por esa rebaja. Los tipos de referencia más comunes se obtienen aplicando la media de los tipos de interés del mercado interbancario que se trate:

  • EURIBOR.....European Inter-bank Offered Rate

  • MIBOR.....Madrid Inter-bank Offered Rate

  • LIBOR.....London Inter-bank Offered Rate

  • CECA.....Tipo de referencia de Confederación Española de Cajas de Ahorros

TAE
La TAE es un concepto que debemos conocer bien porque aparece en todo préstamo y crédito. La Tasa Anual Equivalente que fija el coste efectivo del dinero tomado en préstamo o crédito ya que incluye también para su cálculo los recargos y comisiones. La Circular 15/87 del Banco de España obliga a todas las Entidades Financieras a publicar la TAE en sus productos.
No resulta la misma cantidad al aplicar al importe del préstamo o crédito el TAE que el tipo de interés nominal anual. Este último se aplica y se liquida por periodos de meses, trimestres, semestres.

 

CARENCIA

Carencia de intereses
En los préstamos en ocasiones la Entidad Financiera nos ofrecerá que no paguemos las cuotas durante un periodo inicial de tiempo. Con ello nos están ofreciendo lo que se denomina un préstamo con un periodo de carencia. Durante este periodo se generan intereses, que a su vez generan nuevos intereses que se acumulan al principal. Cuando nosotros empezamos a pagar, lo hacemos partiendo del principal más los intereses acumulados durante el periodo de carencia.

Carencia de capital
La carencia de capital funciona de la misma manera que la carencia de intereses. Cuando el cliente paga sólo intereses y no destina cantidad a amortizar el capital objeto del préstamo, durante un periodo de tiempo fijado.

 

PLAZO

Es el plazo de amortización. Se determina en el contrato y sirve para fijar el inicio y vencimiento de la deuda contraída. Siempre que aumenta el plazo concedido, el importe a pagar en cada vencimiento es menor. Por el contrario, el importe de los intereses aumentará al incrementarse el plazo. Se debe de intentar hallar un plazo óptimo debido a que la cantidad total que se pague de intereses sea mínima.

 

AMORTIZACIÓN

La amortización es la parte de deuda del préstamo y crédito ya reembolsado a la Entidad Financiera con respecto a las condiciones pactadas.

Existen varias formas de amortización para los préstamos y créditos:

  • Por cuotas constantes
    Es la amortización utilizada en el sistema francés de amortización. Las cuotas a pagar son del mismo importe hasta el vencimiento y comprende una parte de capital y otra de interés. Los intereses que se cobran en la cuotas se calculan sobre el capital pendiente de amortizar, por lo que queda poco importe al principio para amortizar capital, pero a medida que se van pagando cuotas la parte de las mismas que corresponde a amortización de capital aumenta, disminuyendo los intereses (al bajar el capital pendiente de amortizar).

  • Por cuotas crecientes
    En este sistema siempre varía tanto la parte de capital pendiente de amortizar como la parte de intereses. La parte de amortización se calcula aplicando un tanto por ciento anual a partir del cual la cuota va aumentando periódicamente. Al comienzo de la amortización del préstamo, se paga menos capital, pero los intereses son mayores cuanto más cerca estemos de la fecha de vencimiento. Ninguna de las cantidades a pagar, intereses o capital, es constante. La cuantía crece cada año en el grado que el porcentaje fijado en el contrato determine.

  • Por cuotas decrecientes
    En este sistema la parte de capital que se va pagando en la cuota y que es destinado a la amortización del préstamo es siempre el mismo. Sólo varía el importe de los intereses, que irán siendo menores, pues éstos se aplican siempre del capital pendiente de amortizar. El capital amortizado siempre será el mismo, constante, pero se reducen también constantemente los intereses, siendo de esta forma las cuotas menores a medida que se van pagando.

 

PRESTAMISTA O FINANCIADOR, PRESTATARIO O FINANCIADO Y AVALES

Prestamista o financiador
En el préstamo es la persona jurídica que concede un préstamo. Normalmente son las Entidades Financieras las que conceden los préstamos. En la apertura de crédito en cuenta corriente es también la Entidad de Crédito.

Prestatario o Financiado
Es el cliente, el beneficiario del préstamo concedido o del crédito, persona física o jurídica que recibe el importe solicitado con la obligación de devolver éste más unos intereses que se van devengando y liquidando en el plazo contratado.

Avalista o Fiador
El avalista garantiza con sus bienes total o parcialmente el pago de la deuda frente a los acreedores mediante una responsabilidad solidaria.

 

Victor Pablo Conde Prada

 


Portada  ·  Mapa del web  ·  Bases de Datos  ·  Abogados  ·  Foros   
Legislación  ·  Suscripción Boletín  ·  Areas Legales  ·  Búsqueda de Profesionales   
 
©2001 PORTICO LEGAL S.L.      Aviso Legal   Publicidad   Contacto
Foros Legales