El portal de Derecho Español más completo y útil para jurístas, empresas y particulares

2º prueba alcoholemis

42 Comentarios
Viendo 1 - 20 de 42 comentarios
2º prueba alcoholemis
perfil
23/03/2006 23:37
Es obligatorio soplar en la segunda prueba de alcoholemia pasados 10 min. de la primera??

¿ Que consecuencias podría acarrear en no querer soplar en la 2ª prueba??, ¿sería delito de desobediencia grave a agentes de la autoridad?.

o más bien en un derecho del conductor y no una obligación el hacer la 2ª prueba?

En fin, estoy un pco liado. gracias por contestarme
perfil
24/03/2006 01:03

SAP Barcelona 02/05/03:

"Pero es que en el caso que enjuiciamos la prueba que sí efectuó voluntariamente el acusado no fueron las pruebas de muestreo con aparato que no reúne las garantías, ni cumple la normativa vigente, y que evidentemente nos hubiera llevado a no poder dar por probado el indicio de la presencia en el acusado de una determinada tasa de alcoholemia. Nótese, como ya hemos indicado, que el acusado se negó a efectuar estas pruebas de muestreo. La prueba que sí realizó el acusado fue con etilómetro digital, que presumiblemente cumplía con la normativa vigente -como hemos indicado no es objeto de discusión en esta apelación - y por ello pudo ser considerada, como así fue, tanto en la instancia, como en esta apelación, hasta el punto que se dicta sentencia condenatoria por el delito contra la seguridad del trafico a partir de tal resultado.


Como este Tribunal de apelación viene considerando en otras resoluciones, la segunda prueba de alcoholemia, efectuada la primera con todas los efectos probatorios, es de garantía para el acusado. En este sentido, cabe mencionar que incluso en el artículo 23 del Reglamento de Circulación dispone que «si el resultado de la prueba practicada diera un grado de impregnación alcohólica superior a 0,5 g de alcohol por litro de sangre, o a 0,25 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, el agente someterá al interesado, para una mayor garantía y a efectos de contraste, a la práctica de una segunda prueba de detección alcohólica por aire espirado. En casos como el presente, si el acusado renuncia a la práctica de esta segunda prueba -explícita o implícitamente-, renuncia a una de las garantías que le ofrece el ordenamiento jurídico, -como también lo sería la extracción de sangre para los mismos fines-, podrá ser condenado, como lo es en la presente causa, valorando cono prueba de cargo el resultado obtenido con la primera prueba siempre que ésta reúna las condiciones legalmente establecidas, pero en contrapartida no podrá ser condenado por el delito de desobediencia por no darse un supuesto de fraude legal que hiciera ineficaz la norma.


Así pues, por lo expuesto, procede revocar parcialmente la sentencia recurrida en el sentido de absolver al acusado de toda responsabilidad criminal con relación al delito de desobediencia del artículo 380 del Código Penal, con declaración de la mitad de las costas de oficio".


perfil
24/03/2006 03:05
Te agradezco enormemente tu mensaje ana, pero perdona mi ignorancia, me he quedado casi igual que antes, es decir, ¿me lo puedes resumir en una frase?.o sea, HAY QUE HACER LA SEGUNDA PRUEBA OBLIGATORIAMENTE??? o no?.

Si haces sólo la primera prueba y luego dices al guardia civil que pasas del tema, te imputan delito de desobediencia o con esa 1ª prueba ya tienen suficiente????????

De nuevo gracias ana.
perfil
24/03/2006 06:41
Según la sentencia que presenta Ana, con la primera prueba realizada en etilómetro homologado, no se le podría denunciar por desobediencia al ser suficiente para el juez el resultado de la primera prueba. No obstante además de superar los límites previstos es necesario que se encuentre influenciado por la ingesta de alcohol.Ya que de lo contrario solo se le podría denunciar en vía administrativa y nunca por vía penal.

Un saludo.
perfil
24/03/2006 09:55
No existe desobediencia, pues la práctica de la segunda prueba es un derecho, no un deber.

Eso sí, tengo una duda: si de la primera se extrae un resultado a todas luces erróneo, en favor del conductor, ¿la segunda se convierte en un deber?
perfil
24/03/2006 10:27
No estoy muy ducho en esta materia por no ser competencia directa pero siguiendo el hilo de Ana Fernandez, creo que si de la primera prueba, como dice ella "se extrae un resultado a todas luces erróneo, en favor del conductor" ello significa que la prueba ha dado resultado negativo por lo que la segunda prueba se hace del todo innecesaria al menos en lo que a impregnación alcohólica se refiere. Otra cosa seríe intentar probar la existencia de otras sustancias para lo cual sería preciso una extracción sanguinea.
Asi las cosas, tras una primera prueba negativa, la petición de una segunda prueba por etilómetro por parte de los agentes la considero improcedente pues de la primera de nigún modo se puede inferir la ingesta de alcohol por el interesado. Salvo mejor opinión.
perfil
24/03/2006 10:31
Y si el conductor no se tiene en pie, su aliento huele a alcohol, etc., y la primera da resultado negativo ¿Se convierte en obligatoria la segunda?

Gracias.
perfil
24/03/2006 10:48
Querida Ana, en un caso extremo como el que citas (sujeto borracho como una cuba y etilómetro estropeado) creo que lo mas lógico es que los agentes, y todo hijo de vecino, deduzcan que el alcoholimetro se ha roto y en buena lógica le realizarán la prueba con otro.
Si rizamos el rizo y pretendemos que el sujeto, viéndose a salvo por errores mecánicos se niegue a la segunda prueba, tampoco resultará dificil a los agentes demostrar la necesidad de una segunda prueba, que sería en realidad la primera, con un etilómetro en condiciones. Por ello estimo que la negativa ante esta prueba si constituiría desobediencia. Es como todo en la vida. Si por ejemplo a la hora de reseñar un detenido la tinta para las huellas se ha secado o se encuentra en malas condiciones impidiendo con ello la nitidez de la impresión ¿no será lógico repetir la reseña con tinta en buen estado?. Si cualquier prueba o análisis presenta un resultado a todas luces irracional, ¿no será de lógica repetir la prueba?
Por favor, no me salgas ahora con que los síntomas de embriaguez también los presenta un sujeto con cierta enfermedad pues sería salirnos totalmente del caso.
Un cordial saludo
perfil
24/03/2006 10:59
Gracias, Keko; no iba a meterme en esos surrealismos.

Sólo quiero saber (aunque suene a estupidez): la segunda no sería de contraste, sino repetición de la primera ¿no? ¿estaríamos entonces ante, todavía, la primera y no la segunda? ¿Tendría entonces el sujeto derecho a someterse a una tercera, contraste de la segunda?

Perdón si es enrevesado.
perfil
24/03/2006 14:43
STS de 22 de Marzo de 2002
"Todos los conductores de vehículos tienen la obligación de someterse a «las pruebas» que se establezcan para la detección de las posibles intoxicaciones por alcohol (art. 12.2 del Texto Articulado de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial). Obligación que se regula detalladamente en los artículos 20 y siguientes del Reglamento de Circulación (RD 13/1992, de 17 Ene.). Tales pruebas --como se dice en el art. 22 del Reglamento citado-- «consistirán, normalmente, en la verificación del aire espirado mediante etilómetros que, oficialmente autorizados, determinarán de forma cuantitativa el grado de impregnación alcohólica de los interesados» ; precisándose luego --en el art. 23 del citado Reglamento-- que «si el resultado de la prueba practicada diera un grado de impregnación alcohólica superior a 0'5 gramos de alcohol por litro de sangre, o a 0'25 miligramos de alcohol por litro de aire espirado --como es el caso--, (...) el agente "someterá" al interesado, para una mayor garantía y a efectos de contraste, a la práctica de una "segunda prueba" de detección alcohólica por aire espirado, mediante un procedimiento similar al que sirvió para efectuar la primera prueba, de lo que habrá de informarle previamente» (el entrecomillado es nuestro) --exigencia, esta última, cumplida también en el presente caso--
Llegados a este punto, es preciso poner de manifiesto la obligación que el conductor tiene de someterse a esta segunda diligencia, si concurren las circunstancias reglamentarias precisas para ello --como sucede en el presente caso--, y que su negativa hace que su conducta deba considerarse incluida en el tipo penal del art. 380 del Código Penal, pues entenderlo de otra forma, considerando que el conductor queda exento de responsabilidad penal sometiéndose únicamente a la primera diligencia, implicaría un verdadero fraude legal, por cuanto --dadas las características de los etilómetros con los que se practican las denominadas pruebas de muestreo-- podría cuestionarse el resultado obtenido con ellos con lo que, en la práctica, devendría absolutamente ineficaz la norma legal.
Es preciso concluir, por todo lo dicho, que la negativa a la práctica de la segunda prueba de medición de alcoholemia debe ser calificada como constitutiva de un delito contra la seguridad del tráfico del artículo 380 del Código Penal, que castiga con las correspondientes penas al conductor «que requerido por el agente de la autoridad, se negare a someterse a "las pruebas" legalmente establecidas (...)» (el entrecomillado es nuestro), que es precisamente lo que ocurrió en este caso, en el que el acusado tuvo un accidente de tráfico y presentaba algunos signos de ingesta alcohólica"
perfil
24/03/2006 14:48
Así que viendo esta sentencia parece que solo le queda la extracción de sangre.
Saludos
perfil
24/03/2006 15:13
Gracias.
perfil
24/03/2006 20:03
El Real Decreto 1333/94, modificó los artículos del Reglamento General de Circulación, en el sentido de establecer los límites del alcohol no solo en sangre, sino también en aire espirado. (Hasta entonces la legislación de tráfico solo hacía referencia a la concentración de alcohol en sangre)

En esta modificación influyó la sentencia de 17 de enero de 1991 de la AP de Barcelona, por la que se absuelve al imputado por estimar que la prueba de detección alcohólica fue realizada con un aparato no autorizado oficialmente. (ya que se obtenía un resultado en sangre cuando lo que se medía por el aparato era el aire espirado)

Hasta entonces no existía ninguna legislación del Estado que sustentara el control de los etilómetros y como consecuencia el Centro de Metrología del Ministerio de Obras OPúblicas y Urbanismo, no estaba capacitado para realizar ensayos sobre los mismos. En consecuencia al no existir norma legal alguna que que reglamentara la homolagación de los etilómetros, el Centro de Metrología nunca los homologó, y sí los autorizó Toxicología del Ministerio de Justicia. Posteriormente se dicta la Orden del Ministerio de Obras Públicas Transporte y Medio Ambiente de 27-07-1994, en la que se establecen los requisitos que deben de cumplir los instrumentos destinados a medir con la precisión adecuada la concentración de alcohol en aire espirado; pudiendo de esta menera ser ya homolagados por el Centro de Metrología.

En consecuencia en la actualidad existen dos tipos de etilímetros (que no alcoholímetros):
- Los autorizados o evidenciales que no homologados y que sirven para que los agentes comprueben si existen evidencias que induzcan a pensar que el sometido a las pruebas rebase los límites fijados y

-Los homologados por el Centro de Metrología y cuyo resultado sirve, siempre que se encuentre al corriente de las revisiones obligatorias, para iniciar un expediente sancionador o diligencias penales.

En base a esta introducción (lo siento por lo farragosa que es) la sentencia a la que se refiere Anina se refiere a un conductor al que se somete por la Guardía Civil a una prueba tras un accidente, utilizando en la primera prueba un aparato no homologado (evidencial), negándose posteriormente a realizar la otra prueba ante el aparato homologado (distinto del anterior). De ahí que en la sentencia se establezca que la negativa a esta segunda prueba "...implicaría un verdadero fraude legal, por cuanto --dadas las características de los etilómetros con los que se practican las denominadas pruebas de muestreo-- podría cuestionarse el resultado obtenido con ellos con lo que, en la práctica, devendría absolutamente ineficaz la norma legal. " Es decir en este caso el conductor realiza la primera prueba ante el aparato evidencial sin capacidad probatoria y se niega a realizar la segunda ante el aparato homolagado (con capacidad probatoria).

Ahora bien ¿que ocurriría si el conductor realizase la primera prueba ante un aparato homologado y se negase a realizar la segunda?. Pués yo entiendo que en este caso no cometería el delito de desobediencia puesto que al realizarse la primera prueba ante el aparato que reúne todas las garantías legales serviría como prueba ante el juzgador y la segunda prueba se realizaría para mayor garantía del interesado, por lo que si renuncia en realidad se perjudica así mismo, ya que de las dos pruebas realizadas se tiene en cuenta la de menor resultado independientemente de que ésta haya arrojado un resultado mayor en la primera o en la segunda.

Por lo tanto y para no cansar, hay que distinguir ante que aparato nos estamos negando a realizar la prueba, si uno evidencial o uno homologado.

Lo siento, por el rollo. Un saludo.
perfil
plc
24/03/2006 20:45
Tema controvertido donde los hubiere; mi opinión personal, con la legislación de tráfico en la mano, al decir "someterá", creo que obliga a que el conductor se someta a dos pruebas con el etilómetro evidencial, que es el autorizado y homologado; yo, particularmente, en el desarrollo de mi trabajo policial no detengo por desobediencia grave si el conductor se niega a hacer la segunda; se de compañeros de profesión que si que detienen ante la negativa a realizar la segunda prueba; curiosamente, en los juzgados ni a los que no detenemos por desobediencia ni a los que detienen por ese motivo, nos han "estirado las orejas" nunca.
Por otra parte estoy de acuerdo con Azul, que el único perjudicado con no hacer la segunda prueba es el propio conductor, ya que siempre prevalece la prueba más favorable para el mismo.
Saludos.
perfil
24/03/2006 21:24
El etilómetro evidencial no es el homologado, el homologado entre otras cosas tiene que poder medir el ambiente y si éste está tan "cargado" que detecta níveles de alcohól en el ambiente, no funciona. Por este motivo los homologados suelen ir en furgonetas policiales diseñadas para poderse realizar la prueba en el interior o se encuentran en dependencias policiales, además de su mayor tamaño, etc. Sin embargo los evidenciales son los que habitualmente se suelen ver en los reportajes de televisión, portatiles y NO HOMOLOGADOS.

Un saludo.
perfil
plc
24/03/2006 21:36
Me parece que es un problema de terminología; a mi criterio, el portátil (pequeño), modelo 7410, no es evidencial; el evidencial, siempre a mi criterio, es el homologado, el 7110, y entiendo que es el evidencial porque te da una "evidencia", los "tiquets" con los resultados de las pruebas; pero bueno, por eso no vamos a discutir... Saludos.
perfil
26/03/2006 00:54
Confirmo el problema terminológico, en distintos manuales se llama "evidencial" a uno u a otro y por distintas razones, pero lo más habitual es llamar evidencial al 7410, el portátil.

Saludos.
perfil
12/04/2006 13:14
Vamos a ver si aclaro esto un poco. Existen muchos tipos de etilómetros. La Guardia Civil y la mayoría (si no todas) de los cuerpos policiales usan la marca Dräeger Alcotest. En los controles de alcoholemia primero utilizan el modelo 7410, el pequeño o portátil que vale unos 2.400 euros, que es el denominado "de muestreo" y que tiene una lectura rápida del nivel de alcoholemia. Si utilizando este etilómetro da un resultado positivo entonces se somete al interesado, como mínimo 10 minutos después, al modelo 7110, que es más preciso, más caro (unos 12.000 euros), y con una lectura más lenta que el anterior. Tanto el 7110 como el 7410 pueden conectarse a una impresora, así que los dos pueden imprimir tickets.
perfil
12/04/2006 17:42
Pués para Julen, lo siento pero si haces lo que dices como lo dices vas a perder todos los procedimientos que inicies actuando de esa manera, si recurren claro, puesto que como ya intente explicar en el anterior post (por lo visto lo he explicado mal), el etilómetro portatil NO está homologado, mientras que el segundo al que te refieres SI. Por lo tanto la prueba que realices con el primero te servirá para intuir si la persona ha podido consumir alcohol y una vez constatado, deberás de someter con el segundo aparato nuevamente al conductor a dos pruebas más.

Un saludo.
perfil
12/04/2006 19:51
Azul, como abogado que soy yo no inicio los procedimientos sobre alcoholemia, en todo caso intento acabar con ellos lo antes posible. Yo no he dicho nada sobre homologación. Tampoco realizo pruebas con etilómetros, los interpreto.
En cualquier caso solo se hacen dos pruebas con el etilometro, si se utiliza en la primera el portátil entonces en la segunda habrá que utilizar el de precisión (en este caso el interesado puede exigir que medie un mínimo lapso de tiempo de 10 minutos), y si se utiliza en la primera el de precisión el interesado tiene derecho a exigir una segunda (con el mismo lapso mínimo temporal).
Para más información ver la Orden de 29 de julio de 1981 sobre investigación del grado de impregnación alcohólica de los usuarios de las vías públicas, BOE nº 186, 5 de agosto de 1981, apartado 17674.

Bufetes de abogados especialistas en Derecho Penal

Jaime BARRERAS G.-PASTORIZA
DESPACHO DE ABOGADOS

Abogado en: VIGO (Pontevedra)

Especialidades: Derecho Civil General- Derecho Mercantil General- Derecho Penal

Se garantiza rapidez en las gestiones, además de honorarios comedidos.

Francisco Javier CAMACHO ROSALES

Abogado en: FUENGIROLA (Málaga)

Especialidades: Derecho Penal- Derecho Laboral- Derecho Mercantil General

Derecho Penal Laboral y Mercantil General

Gustavo LOPEZ-MUÑOZ Y LARRAZ
LOPEZMUÑOZ Y LARRAZ & ASOC.

Abogado en: MADRID (Madrid)

Especialidades: Derecho Penal- Derecho Constitucional- Derecho Civil General

Especialistas en Derecho Penal Internacional, Extradiciones y Negligencias Médica

Javier ARANDA GUARDIA

Abogado en: BARCELONA (Barcelona)

Especialidades: Derecho Laboral- Derecho Administrativo- Derecho Penal

Abogado laboralista Barcelona. Asesoramiento diario y actuac. Procesal. jurisdic. Laboral y Cont.adm jaranda@icab.es. Tl. 93.414.64.24

Eduardo BARCENA PERAITA
BARCENA & ASOCIADOS ABOGADOS

Abogado en: JEREZ DE LA FRONTERA (Cadiz)

Especialidades: Derecho Civil General- Familia- Derecho Penal

Lourdes MATA DE DAMAS
BUFETEDEDAMAS

Abogado en: MALAGA (Málaga)

Especialidades: Derecho Penal- Familia- Derecho Laboral

Penal, matrimonial, accidentes trafico, familia, laboral, extranjera