El portal de Derecho Español más completo y útil para jurístas, empresas y particulares

Comportamientos clásicos de un progenitor alienador

25 Comentarios
Viendo 1 - 20 de 25 comentarios
Comportamientos clásicos de un progenitor alienador
perfil
13/10/2006 00:05
Reproducción parcial de un trabajo de la sicóloga Asunción Tejedor/Asturias

2.1. Comportamientos clásicos de un progenitor alienador
Algunos comportamientos que se han encontrado en progenitores que están induciendo el SAP en sus hijos, son:
· Impiden el contacto telefónico con los hijos.
· Suelen organizar diferentes actividades con los hijos durante el período que el otro progenitor debe ejercer su derecho de visita.
· Presentan a su nuevo cónyuge a los hijos como su nueva madre o su nuevo padre.
· Interceptan el correo y los paquetes enviados a los hijos.
· Desvalorizan e insultan al otro progenitor delante de los hijos y también en ausencia del mismo.
· No informan al otro progenitor sobre las actividades que realizan los hijos (deporte, teatro, actividades escolares...).
· Hablan de manera descortés del nuevo cónyuge del otro progenitor.
· Impiden al otro progenitor ejercer su derecho de visita.
· "Se olvidan" de avisar al otro progenitor de citas importantes del niño con dentistas, médicos, psicólogos, etc.
· Implican a su entorno (su madre, su nuevo cónyuge, abuelos...) en el lavado de cerebro de los hijos.
· Toman decisiones importantes sobre los hijos sin consultar al otro progenitor (religión, elección de la escuela).
· Cambian (o lo intentan) sus nombres o apellidos para que pierdan el del progenitor alienado.
· Impiden al otro progenitor el acceso a los expedientes escolares y médicos de los hijos.
· Pueden irse de vacaciones sin los hijos y dejarles con otra persona, aunque el otro progenitor esté deseoso y dispuesto para ocuparse de ellos.
· Cuentan a los hijos que la ropa que el otro progenitor les ha comprado es fea y les prohíben usarla.
· Amenazan con castigos a los hijos si se atreven a llamar, escribir o a contactar con el otro progenitor de la manera que sea.
· Reprochan al otro progenitor los malos comportamientos de los hijos.
· Ridiculizan los sentimientos de afecto de los niños hacia el otro progenitor.
· Premian las conductas despectivas y de rechazo hacia el otro padre.
· Aterrorizan a los niños con mentiras sobre el progenitor ausente, insinuando o diciendo abiertamente que pretende dañarles.
· Presentan falsas denuncias de abuso (físico y/o sexual) en los tribunales para separar a los niños del otro progenitor.
· Pueden incluso cambiar de domicilio a muchos kilómetros, con el único fin de destruir la relación del padre ausente con sus hijos.
Continúa
perfil
13/10/2006 00:06
Continuación
Hay muchos más comportamientos que nos encontramos en estos casos y que lo único que persiguen es la destrucción total del vínculo de los hijos con el progenitor con el que no conviven, sólo sirva decir que pueden presentarse de muchas maneras, activas o pasivas, pero el resultado es lo que llamamos SAP.
Warshak (2000) nos habla de los motivos de la alineación del padre alienante y puede ayudarnos a comprender estas situaciones:
- límites escasos: el alienante no distingue entre sus deseos y los del niño, no considera su comportamiento como destructivo para el niño.
- venganza: ciertos padres alienantes se sienten rechazados; un modo de vengarse es privar al otro progenitor de sus hijos.
- narcisismo: muchos padres se sienten inferiores, para convencerse de su superioridad menosprecian al otro padre.
- culpabilidad: ciertos padres divorciados toleran mal la culpabilidad de sus acciones y se focalizan en los fallos del otro padre.
- inseguridad: ciertos padres dudan de su capacidad para mantener el cariño de sus hijos y consideran al otro como un competidor que les pone en riesgo.
- búsqueda de confirmación: ciertos padres buscan que la audiencia confirme su discurso.
- paranoia: los paranoicos catalogan al entorno como amenazante para ellos, quien no está conmigo está contra mí. El niño recibe esta presión.
- transmisión intergeneracional del PAS: un buen porcentaje de padres que muestran los síntomas del PAS han sufrido la ausencia de alguno de sus padres en su infancia.
J. Major (2000) nos habla de una serie de características que se encuentran frecuentemente en los padres alienadores y que explicarían en cierto modo el motivo de iniciar la alienación de sus hijos contra el otro progenitor:
· Su deseo de control de los hijos sería una cuestión de vida o muerte, no pueden reconocer la independencia de sus hijos como personas.
· No respetan ni las reglas ni las sentencias, con la convicción de que las reglas son para otros y no para ellos.
· Se les puede considerar como sociópatas y sin conciencia moral, y sólo ven la situación desde su propio punto de vista, llegando incluso a no diferenciar entre la verdad y la mentira.
· Quieren controlar totalmente el tiempo que sus hijos pasan con el otro progenitor. Para ellos el permitir que sus hijos se alejen de su lado es como quitarles una parte de su propio cuerpo.
· Son capaces de convencer a cualquiera de su desamparo y desesperación, y la gente implicada en el proceso suelen creerles (jueces, policías, abogados e incluso los psicólogos).
· Pueden ser muy hipócritas y muestran que se esfuerzan para que sus hijos visiten al otro progenitor a la vista de los demás, por eso suelen alegrarse cuando los hijos manifiestan su desprecio, así ya han ganado la batalla y no son ellos sino los hijos los que se niegan a relacionarse con el progenitor odiado.
· Ofrecen resistencia a la evaluación psicológica porque temen que sus manipulaciones puedan ser descubiertas.
· Sus manifestaciones a veces pueden llegar al absurdo y a lo increíble debido a que están basadas en sus propias ilusiones y en las mentiras.
perfil
13/10/2006 00:26
Algunas de las manifestaciones que leo en este foro demostrando tendencia obsesiva a ver como "enemigo" a personas del otro sexo, me recordaron algunos puntos que estudiosos del SAP consideran para detectarlo.

Creo que las personas que se obsesionan en intentar dejar evidente la maldad del otro sexo y la necesidad de medidas al respecto (incluso utilizando leyes o métodos ventajistas, ya sea no aceptando la equiparación de la mujer, ya sea pretendiendo que la mujer tenga ventajas desproporcionadas a su favor) tienen bastantes similitudes con los progenitores alienadores, veo que promueven (tras haberlo aprendido, pero sin argumentación lógica) una especie de síndrome de alienación ¿de género? Y creo que pueden ser alienadores parentales, reales o potenciales, en caso de tener hijos.
Viesca
perfil
13/10/2006 02:25
dios...mi hijo no tiene ni 3 años....
pero de verdad que me identifico con estos sintomas..
perfil
13/10/2006 02:38
La exposición realizada por la psicóloga M.Asunción Tejedor, desde mi punto de vista, me parece un error de perspectiva. En ese sentido ha mezclado alienación parental con múltiples variantes de la influencia materna y paterna, que no tienen porque considerarse "síndrome de alienación". Creo además que si el artículo que expone quién ha copiado este escrito, ha sido formulado por la sra. Tejedor, me atrevo a decir que es una mezcolanza de términos y usos cercanos a la acepción "alienación parental", tratada desde diferentes puntos de vista e incluso cuasi contradictorios por diferentes autores, pero especialmente por Gardner.

Dicho lo anterior, no se puede entender la alienación parental como una suma de síntomas producto de las actuaciones parentales. Es un gravísimo error. Porque induce a pensar que quienes realizan dichas conductas son siempre alienadores, y eso es sencillamente una equivocación. Y digo equivocación, y no falsedad, porque prefiero no pensar que se trata de un tratamiento premeditado de la información.

Añadiría finalmente el poco bagaje científico de la divulgación citada, que no está basado en método alguno del tratamiento de datos (estadísticos, cualitativos, observacionales), sino más bien en un credo al carismático Dr. Gardner, con algunos apuntes (muy pocos) de otros profesionales que no han realizado investigación rigurosa alguna.

A la vista que el concepto de "alienación parental" se utiliza como un instrumento para "hacer justicia", creo que habría que hacerlo con esmero, método e investigación, y no meras traducciones de un autor norteamericano, sobre el que existen serias dudas de su profesionalidad. Y más que nada me preocupa, porque el enemigo real (la discriminación por sexo en temas de familia) aprende muy rápido no solo a defenderse del "arma de responsabilizarles de alienadores", sino lo que es peor, aprenden muy rápido a usarla. Y ello redunda en últimia instancia en prejuicio del más necesitado: los menores.

Con todo ésto no digo que no existan patrones de alienación parental, pero no es un asunto tan simple, sino muchísimo más complejo. En ese sentido, en la mayoría de los casos, las conductas de alienación (que no síndrome) se producen "antes de las separaciones", y en muchísimas situaciones son un producto de la relación entre padres y padres con hijos, siendo menor la probabilidad de que solo un progenitor sea el único responsable de un ciclo vicioso de calumnias y represiones hacia los hijos utilizando la figura del otro progenitor.

perfil
13/10/2006 02:50
Dicho lo anterior quiero decir que es un tema que me preocupa en dos direcciones: una como trabajo profesional y otra por experiencia personal.

En el sentido personal tengo la experiencia de que mis hijos fueron vistos por 4 periciales diferentens, dos de ellas de parte. Cada una de las periciales fué diferente. Una hablaba de alienación parental del padre, la otra de la madre (¿os imagináis cuales son verdad?), una tercera decía que habia alienación por parte de "ambos padres", y una cuarta que no había alienación alguna.

La pericial que afirmó que había alienación por parte de ambos padres, fué utilizada en primera instacia por la juez para "separar a nuestros dos hijos"; si, SEPARARLES, uno con cada padre. ¿Sería para dar un poco de pan o un poco de palo a cada padre por alienadores?, ¿era para premiar o castigar a los papás o a los hijos?; la cuestión es que quienes lo sufrieron fueron los menores. Y esa pericial que nombro COPIÓ LITERALMENTE A GARDNER, de una traducción que había hecho un psicólogo que también cita la sra. Tejedor. Uffff....no se aclaran ni ellos. Maldita sea la psicología cuando no tiene sistemas estandarizados, replicables y protocolarizados.

De las otras dos periciales, las de parte, ¿como puede ser que una diga lo contrario a la otra?...Impresionante!!!.

Bien, eso en cuanto a mi experiencia personal en muy breve síntesis. Profesionalmente me atrevo a afirmar que el "Síndrome de Alienación Parental" es tratado aquí en nuestro país por pseudoprofesionales del copia y pega, al credo del sr. Gardner, que prefiero no citar por educación. Sin usar la metodología científica, y los múltiples recursos cuantitativos y cualitativos que existen. Es por eso que no me extraña que no se reconozca como una patología según el DSM (es la biblia de los psicólogos). Y sinceramente, espero que tarde mucho en reconocerse, y me atrevo a afirmar que no existe un "síndrome de alienación parental", sino que puede darse "manipulación, alienación, uso de violencia" hacia los menores, utilizando al otro progenitor, lo cual nunca es un síndrome.

En fin, cuestión que sería para un largo debate, y tiempo habrá en mucos espacios de comunicación para tenerlo.
perfil
13/10/2006 12:01
totalmente de acuerdo, la ex de mi marido , ha tirado toda la ropa que le hemos comprado a la cria y a gusto de ella con la excusa de que es fea,hasta el punto que ya ni nos molestamos en comprarle mas, que se la compre su madre,ha elegido el colegio a su antojo,la ha censado varias veces en distintas poblaciones sin ni siquiera decirlo, la apunta y desapunta a actividades extraescolares sin comentario alguno, siempre le dice a la niña que lo que tiene y le compra es por el dinero de la madre... tiene 12 años ,cuando nació su hermano le decia que no era hermano, cuando iba con los abuelos le instaban a que no se acercara a saludarnos ( hermano y yo).. es un goteo constante.
perfil
13/10/2006 12:15
Totalmente de acuerdo contigo, tientos. El DSM, no es la biblia de los psicólogos (a veces no saben ni interpretar la sintomatología para diagnosticar), de hecho se utilizaba y utiliza por los profesionales de la medicina mucho antes, y los psicólogos, con licencia para "recetar" sin apenas dar química ni farmacología, muchas veces no saben aplicarlo ni distinguir la sintomatología, pues existen algunas similares a las que hay que aplicar el diagnóstico diferencial. Al grano, que esta señora, tiene un cacao maravillao de gran magnitud, pero eso si, lo del sindrome tal o cual queda divino de la muerte, pues mezcla sintomatología psicótica con la esquizoide, agita la coctelera con autores varios, y los profanos que leen su artículo, se creen que son las tablas de Moisés.
Ni síndrome de alienación ni paparruchas, hay que llamar a cada cosa por su nombre, esas personas son maltratadores, psicópatas y esquizoides. Esas son las conductas que realmente describe y no se curan.
Miedo me está dando el poder que se les está dando a los psicólogos, ¿sóis conscientes de la cantidad de niños a los que están medicando con benzodiacepinas y otros productos que crean adicción y provocan daños neurológicos irreversibles porque estos señores consideran tras el examen del equipo psicosocial que necesitan tratamiento? Ahora, de repente, todos los niños son "hiperactivos", o son medio idiotas para asumir la realidad de la vida. Y es que alucino con estas cosas, francamente.
Tiráis mucho de psicólogo como si fueran la solución a todos los males. Y es que llevan años haciendo una buena campaña de comedura de coco para que entremos a formar parte del sistema.
perfil
13/10/2006 12:18
Dicho lo cual, entre opiniones a favor y en contra de la alienación parental, los no entendidos, aumentamos un poco más nuestra confusión...si acaso lo valoramos con nuestra experiencia personal y así cada uno saca sus propias conclusiones.
perfil
13/10/2006 18:27
Ya he leído en otras exposiciones suyas la seguridad que maneja para rebatir las opiniones de otros expertos en materias ajenas a las de su profesión, su facilidad para diagnosticar enfermedades tan graves como la esquizofrenia, así como esa pretensión suya de anular a los profesionales de la mente, algo mucho más complicado, puede creerme, que el estudio de las leyes y sus aplicaciones.
Tal vez teme a los psicólogos porque en muchas ocasiones, actuaciones suyas evitan los litigios, los tribunales y ya sabemos lo que eso supone.
Afirmo que serán los equipos psicosociales quienes lograrán los avances que serán la base sólida en la que se cimentará el cambio que llevará a una mejor situación de los niños tras la separación de los padres.
Si dos padres no llegan a un acuerdo desde el cerebro, el niño seguirá sufriendo por el mal entendimiento entre ellos, por más que la ley imponga esto o lo otro.

Los psicólogos no tienen facultad para medicar y si usted conoce alguno que lo haga puede denunciarlo. Deben recurrir a un psiquiatra y en el caso de menores a un psiquiatra pediatra.

La existencia de más hiperactivos y otros problemas en los niños, se debe al sistema de vida actual, con niños enclaustrados, sedentarios, que apenas pisan verde o ven el horizonte lejano………con niños llevados de una actividad extraescolar a otra, lo que sea con tal de tenerles entretenidos, también por el tiempo que pasan solos, por esta endiablada sociedad cada día más acelerada y personalista, dónde se valora más tener dos casas que estar más horas con los niños……intentando llenar los huecos de la soledad con objetos materiales…. Y aquello de que más vale calidad que cantidad. Ja. Una manera como otra cualquiera de exculparse. Lo que vale es mucho tiempo con mucha calidad, lo que los niños necesitan.
Y no es que sean medio idiotas, es que los hacemos “idiotas” por la vida que les obligamos a llevar. Y si no se les cambian los hábitos (para ello los primeros en cambiar deberían ser los padres)…….entonces, y en eso le doy la razón, es más fácil tirar de la pastillita más adecuada.

No se tira de los psicólogos, están ahí para utilizarlos cuando se precisan, y quienes en algún momento se han beneficiado de sus terapias le aseguro que les están agradecidos. Nadie está libre de tener que acudir a uno, como tampoco de tener que contratar los servicios de un abogado.

Ahora, un poco en broma, decirle que a usted se lo permiten y tira por tierra desde el Síndrome de Vietnam al Síndrome de Estocolmo pasando por el de Diógenes y llegando hasta el de Münchhausen. ¡Menudo temperamento, peor que el mío! Jajaja

De acuerdo, Sirena, pero tenga presente que cualquier idea repetitiva acaba haciendo mella. Si le repiten una y otra vez que algo es bueno…o malo….cuando además esto sucede en periodo de formación, en la niñez…… Si el comecocos logra su objetivo con personas adultas, con los niños ¿no? Me temo que sí y mucho más rápido. Otra cuestión es que luego, llegados a cierta edad, al decidir por si mismos, tengan capacidad para abandonar la alienación y dejen de tener en cuenta las machaconas palabras del progenitor alienador.
perfil
13/10/2006 19:40
Corazón de León,

Estoy en la mayoría de su argumentación muy de acuerdo, sobre todo en el análisis de la pérdida de valores familiares y su afectación a los menores. Pero quería hacer algunas salvedades en su discruso reflexivo:

Creo que se ha hablado de la labor de los psicólogos en las periciales judiciales, que muy a su pesar y también del mío, son mucho más pobres que enriquecedoras, porque están sujetas a una débil protocolarización, y lo que es peor, a un sesgo ideológico y discriminador.

Pero concretamente me ha dado la impresión que sobrevalora la labor de los equipos psicosociales en cuestiones de familia cuando dice textualmente:

"Afirmo que serán los equipos psicosociales quienes lograrán los avances que serán la base sólida en la que se cimentará el cambio que llevará a una mejor situación de los niños tras la separación de los padres".

Dicha afirmación es inconsistente, pero además no es factible ni deseable. Es inconsistente porque los avances sociales en temas de famila no pueden darse desde una disciplina académica y científica, sino desde un complejo entramado de actuaciones sociales, políticas, legales y educativas. En ese sentido, es demasiado pretenciosa su afirmación. Por otro lado no es factible, porque los equipos psicosociales no tienen como misión provomer el cambio social, sino diagnosticar, informar y hacer propuestas que suelen ser acordes con el espíritu de los tiempos, muy reticentes a los cambios. Y finalmente no es deseable, porque es presuponer un poder excesivo a quienes son un mero recurso social, y lo mismo se podría decir respecto a cualquier otro colectivo implicado en los problemas de familia.
perfil
13/10/2006 19:43
Desde mi total desconocimiento de la sicología, simplemente comentar que no entro a discutir, ni siquiera opinar, sobre si se debe denominar síndrome, o estar incluído en el DSM o en nigún lado, ni si los sicólogos sirven o no para algo, simplemente:
- legalmente quienes imparten justicia utilizan a los sicólogos para peritar y en base a ello dictar sentencias.
- Hay sentencias que nombran el SAP, otras sin nombrarlo reconocen que existen manipulaciones, obstrucciones, interferencias intencionadas de adultos, etc. y adoptan medidas que pretenden ser correctoras de estas situaciones que, a veces, sólo a veces, y algunos juzgadores, consideran inadecuadas.

Por tanto, me guste o no, nos guste o no, los sicólogos, fiscales, juzgadores, abogados, procuradores, el SAP, la mentalidad arcaica de la madre con los hijos sin analizar la idoneidad del otro progenitor y decidir despues, que el padre debe demostrar capacidades e interes no reciente por los hijos(incluso sin verlos, jeje) y a la madre se le supone (incluso obstruyendo), las interferencias de leyes penales supuestamente inconstitucionales en el derecho de familia, la presión mediática, social y cultural en la dinámica de las sentencias, etc. EXISTE, nos guste o no.

Que lo mismo que tenemos profesionales juristas que priman su mentalidad sobre la aplicación objetiva de la ley o en la búsqueda de soluciones y asesoramiento a los casos (sean funcionarios o ejerzan abogacía), también hay sicólogos que hacen primar su mentalidad sobre los códigos deontológicos por los que se debieran regir.

Por otro lado, en un pais como España, tan dado a invertir en investigación y experimentación, no es de extrañar que los profesionales de la sicología (y los de otras muchas disciplinas) tengan que tirar de estudios de otros paises. Y por cierto nadie se planteó si la autora del trabajo reproducido parcialmente participó o no en los estudios originales de Gardner, y si eso implica o no que corta y pega o algo más.

Por otro lado, que haya informes periciales de parte contradictorios, es lógico, también hay exposiciones contradictorias de los abogados de parte y de los implicados sobre la misma situación... Una pericial de parte se acepta o no profesionalmente según se vean elementos o no para justificar lo que necesita quien lo solicita, aunque haya que centrarse en un único punto de vista y no mencionar otros, depende de como encarguen el trabajo. También se puede decidir no intervenir por cuestiones de conciencia, por exceso de trabajo o por lo que se quiera cuando no se ve claro poder argumentar una opción sin tener que denigrarse, aunque habrá quien ponga lo que el cliente quiere leer, sin más. Hablo de esto porque si sé "algo" de periciales de parte y por mandamiento judicial, pero no en campos de familia.

Por otro lado, que dos informes distintos, incluso uno mismo, recoja/n que ambos padres intentan/consiguen manipular a los hijos, es posible (el actual trabajo lo revela), incluso que un hijo sea afectado y otro no (el actual trabajo lo recoge), por tanto también puede ser lógico que un juzgador separe por esos motivos a hermanos, con razón o no... pero esa es la potestad que tienen los juzgadores para decidir sobre las vidas ajenas, en pocos minutos y sin mayores responsabilidades ni cargos de conciencia.

Todo esto existe y es "mejorable y empeorable", otra cosa es que lo queramos ver y variar o que hagamos como mafalda, querer apearnos...

Viesca

perfil
13/10/2006 23:34
Tientos:
Utilicé el futuro, dije: “Serán…..”
De acuerdo con usted, pero me refería, aunque tal vez entraré en el peligroso mundo de la futurología, de los vaticinios, a una participación activa de los equipos especializados incluso antes de la decisión de la separación, en los prolegómenos, en ese espacio de tiempo que yendo las cosas mal no se es capaz de decidir ni la ruptura.
Es un país poco dado a pedir ayuda para este tipo de cuestiones ¿no cree que hacer recurrir a equipos multidisciplinares de intermediación familiar serviría, podría servir, para no hacer más profunda la herida y salvar de ella, por lo menos, y ya sería una gran victoria, a los hijos?
En un país donde aún mucha gente cree que por ir al psicólogo lo van a catalogar de loco ¿no cree necesaria la intervención, obligatoria, de estos equipos para intentar evitar males mayores?
Se que se puede acudir con los 6 sentidos cerrados, pero ¿no cree que si empezaran a verse resultados positivos la mentalidades irían cambiando?
No abogo por estados paternalistas, ya tuvimos demasiados años un “padre” que se fue tranquilito, sin que nadie lo apera de su montura, España, pero ante algunos comportamientos con víctimas inocentes de toda culpa como los menores, no quedará otra vía que obligar a la asistencia a esos encuentros de mediación. Luego diremos que nos están tratando dictatorialmente y de verdad, a veces, creo que no hay otra forma de tratarnos.
España no ha dejado de ser el pais de pícaros reflejado por Cervantes. Aquí el que no corre vuela, el que no se lo gana lo pilla y lo fastidiamos todo por esa nuestra censurable tradición de sacar provecho, de cualquier manera y de cualquier cosa, como de leyes nacidas para la protección de un colectivo, ejemplo claro la denominada ley de violencia de género y el mal uso que muchas están haciendo de la misma. Algunas no solo amparadas si no también inducidas, para más infamia, por sus letrados.
Las propias mujeres deberían encargarse de dejar al descubierto a las denunciantes falsas y sus compinches.

Los cambios se producen con el tiempo. Ningún cambio social ha sido inmediato, ni los nacidos de revoluciones armadas. Todo cambio es lento y progresivo.
Es cierto que la misión de los equipos sociales no es el cambio, pero podrían ser excelentes colaboradores ya que una persona comentará, otra escuchará y hoy en día a pesar de los avances tecnológicos el boca a boca sigue funcionando. De hecho este intercambio de impresiones que estamos haciendo no es más que un boca a boca a través de la red, al igual que los e-mailes son cartas, como las del correo postal, pero instantáneas. Todo esto sin olvidar los medios de comunicación y las labores divulgativas de diversas asociaciones.

Que no es deseable de acuerdo, pero somos como somos, españoles.
Un licenciado en políticas me dijo un día: “Si a los alemanes sus gobernantes les dicen que hay que reducir los gastos, anulan las vacaciones así tengan reservado los pasajes y el hotel. Nos lo dicen a nosotros y pedimos un préstamo para gastar más”.

Como decía el slogan “España es diferente”
perfil
14/10/2006 12:02
Si, corazón de León, son materias ajenas a las de mi profesión, pero desconoce Vd. si tengo alguna otra carrera universitaria que me permita hablar con conocimiento de causa, ¿verdad? Supongo que desconoce también si alguien cercano a mi tiene dichos conocimientos, así como también desconoce mis experiencias profesionales y personales.
No creo haber diagnosticado nada, he opinado porque sobre taraditos varios tengo mucha, mucha experiencia desgraciadamente, y desde luego, mal que le pese, reconozco los signos de la psicopatía o la esquizofrenia a mil kilómetros porque me han preparado bien para ello (con independencia de ello, ni un título lleva aparejado el conocimiento, ni a la inversa).
Por otra parte, yo no pretendo anular a "los profesionales de la mente", sus actuaciones los anulan solitos, de ahí que tengan que hacer tanta campaña publicitaria y subliminal para convencer a la gente de su utilidad y necesidad. De hecho, he tenido contactos con algunos que estaban tan preparados y eran tan "expertos" que no sabían ni redactar el informe preceptivo.

Hasta ahora, todos los informes de psicólogos que me han tocado analizar, lejos de evitar los litigios, los han agravado, y si lo que insinúa es que como abogado eso no me conviene, debo decirle que algunos abogados, no vivimos de los litigios puesto que la profesión permite realizar otro tipo de actuaciones extrajudiciales, mucho más satisfactorias la mayoría de las veces que un pleito, y que además, algunos pleitos si se pueden evitar.

Serán los equipos psicosociales los que dejen machacados a nuestros críos, los que cimentarán la aparición de seres dependientes y débiles mentales que no sepan enfrentarse a sus problemas. Si estoy de acuerdo con Vd. que si dos padres no se ponen de acuerdo (algo tan viejo como el mundo), el niño sufrirá, pero desde luego la solución a ese problema, no se la va a dar el psicólogo. Las personas debemos asumir la realidad que nos toca vivir, y aprender a sobrellevarla de la mejor manera posible, y no recurrir a un psicólogo cada vez que algo nos angustia, preocupa o hace daño.

Y si, tienen facultad para medicar algunos de Vds., o ¿no han tenido problemas con los colegios de médicos y ese colectivo precisamente por ello?

Esos sindromes que menciona, son un hecho, al igual que es un hecho que los mismos van siempre asociados al padecimiento de otro tipo de patologías, algunas, como consecuencia de ciertas adicciones que desembocan en ellas.

Claro que comer el coco a alguien funciona, corazón, pero lo que hay que plantearse es la patología que pudieran tener las personas que utilizan esos métodos, pues éstos, no mas que la consecuencia de los mismos, por lo que darles otro nombre y clasificarlos de manera independiente ¿no nos lleva a alejarnos cada vez más del problema de fondo y de las posibles soluciones?

¿Obligar a la mediación? ¡¡Qué fuerte!! Si, acabemos con la voluntad y la libertad, todos al psicólogo que nos guiará por el camino de la verdad. Si Vd. cree que deben tratarle dictatorialmente, allá Vd., pero yo abogo por la libertad y la justicia, señor/a mío/a y tengo muy claro que personas malas, irrazonables, fanáticas y taradas siempre las va a haber, y estoy convencida de que la solución, de haberla, pasa necesariamente no porque nos dobleguen a golpe de látigo, sino porque se escoja mejor a las personas que deban aplicar la ley, y en su caso, a realizar las periciales, personas que deben tener un mínimo de preparación, de apertura mental, objetividad y honradez, y que desde luego, lo hagan. Las soluciones las tenemos, el problema es que a algunos no les interesa la transparencia, ni que las cosas funcionen, no quieren personas felices, quieren esclavos.

Alienación estatal, eso es lo que tenemos.
perfil
14/10/2006 13:24
Aclarar unas cuestiones:

No hay "ningún estudio" experiemental realizado en España sobre el Síndrome de Alienación Parental, NINGUNO, y los que hay realizados en Estados Unidos adolecen de las primarias condiciones objetivas para llegar a afirmar su existencia como síndrome. Hay 1 libro publicado en España, basado en informaciones recogidas en el extranjero y en experiencias personales...pero, ¿cómo puede publicarse un libro sobre "algo" de esa forma?, ¿cómo puede hacerse tanto bombo y platillo sobre ese libre como si de un best-seller se tratase?, ¿no se dan cuenta algunos que les están utililizando desde su dolor?.

Veamos, el DSM IV -manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales- no tienen "ninguna" categoría diagnóstica referente al SAP. Y ahora, ahora todo el mundo sabe de SAP, y quiere que los jueces emitan sentencias entorno a una etiqueta mental que no está ni reconocida. Y la cuestión es muy seria para que por internet y vía e-mail se vaya aleccionando a los no expertos sobre la importancia que tiene el SAP para conseguir modificaciones de medidas sobre custodias. Es sencillamente ABERRANTE. Y no olvidemos una cosa, que quiero reiterar, el efecto boomerang de la utilización del supuesto SAP. Ahora se plantea como algo muy bueno para los padres varones como recurso para recuperar, muchas veces de manera justa, la custodia de sus hijos, pero lo mismo pasará al contrario, y puedo aventurar que la utilización de una madre de esta etiqueta será mucho más efectiva; lamentablemente el mundo judicial es un escenario teatral, donde los y las actrices más cotizadas son las del reparto de abogados, psicólogos, jueces y fiscales entorno a la figura materna (y no lo que debería ser más justo: entorno a la figura del menor).

Y aún me parece más aberrante el negocio que algunos están particularizando con el SAP, con conferencias en las que cobran un pastón, haciéndose un espacio para promover su especialización profesional sobre algo que, insisto, NO ESTÁ RECONOCIDO, y que es un filón de oro hasta que sea explotado. Y lo que digo no es un hipótesis, lo se de primera mano.

En mi opinión, los espacios para el debate y la reflexión sobre cuestiones tan delicadas, y que puede significar un cambio cualitativo en las decisiones psicológicas (y por extensión judiciales) entorno a temas de familia está en la ciencia e investigación rigurosa; y si llega el caso que se demuestre su validez científica y por ende social, entonces es el momento de extender los conocimientos en la sociedad.

Por otro lado, no es de recibo en la sociedad del S. XXI que no existan programas periciales en familia estandarizados y "replicables". Lo que algún forero entiende como normal que varias periciales psicológicas resulten contradictorias es lamentable, porque existen los recursos técnicos (entrevistas, test, cuestionarios, medios observacionales...) para que cualquier pericial pueda replicarse, pueda repetirse, obteniéndose bajo unas mismas condiciones de observación los "mismos resultados" diagnósticos, puesto que la Psicología es una "ciencia del comportamiento", como la medicina es la "ciencia del cuerpo". Así, por ejemplo, puede suceder que para diagnosticar a un paciente con pulmonía, pase por 5 diagnósticos equivocados anteriores, en cuyo caso habría errores o negligencia médica que debería ser subsanada, pero existen los medios oportunos para remediarlo.

En la psicología pericial, sin embargo no se pueden replicar los informes, porque existe un oscurantismo alucinante. No hay medios protocolarizados, y realmente no se aún porqué. Tan siquiera los psicólogos adscritos a los Juzgados suelen estar integrados en los Colegios Oficiales, no hay control sobre sus actuaciones, y son bien conocidos sus sesgos ideológicos profundos.

No es normal, reitero, y lo digo como profesional en la materia, que 4 informes psicológicos que atienden teóricamente a los mismos criterios de prueba y diagnóstico, ofrezcan resultados contradictorios respecto de la manipulación de los padres hacia sus hijos. Es un rotundo fracaso. Que uno diga: hay manipulación paterna y no materna, otro que la hay materna y no paterna, otro que la hay de los dos, y otro que no existe manipulación por parte de ninguno de los dos, es otra aberración, se quiera o no admitir. De hecho, así lo dicen varios profesionales de alto prestigio que han analizado el asunto.

Con todo ello mi discurso no está dirigido contra la Psicología como disciplina, sino contra su ejercicio en el ámbigo judicial y específicamente en familia.
perfil
14/10/2006 15:57
Patricia MV: En momento alguno le dediqué un vocablo cariñoso, algo que dejo para mis afectos. NO SOY SU CORAZÓN.

Obligar sí, si es necesario. O ¿Es que alguien de este país pagaría voluntariamente impuestos? ¿No han tenido que imponernos el método sancionador de retirada de puntos? Estos dos ejemplos creo le servirán, podría ponerle muchos más, pero usted los sabe, otra cosa es que no los quiera reconocer.

La libertad es algo mucho más que poder expresar sin ser censurados: “Alienación estatal, eso es lo que tenemos”

Soluciones no tenemos ninguna porque en este país pensamos que cumplimos con la democracia votando en las urnas y tras ello, cada uno a su plato, a criticar a los políticos, a recordarle al de turno “yo le voté” y poco más. A veces asistimos u organizamos alguna movida tipo manifestación, pero salvo las trágicas que algunas han habido, todas tienen un gran carácter festivo, que la gente se lo pasa guay. ¿Participarán por eso?

La sociedad española es una sociedad pasiva. No se intenta estimular, activarla, porque no interesa a demasiados colectivos de este país, tanto públicos como privados así como profesionales.

Debe ser usted una mujer muy preparada, da a entender que abarca muchos campos y la admiro por ello, de verdad, sin ironía. Reconocer los méritos de los demás no es un defecto.

A pesar de lo que acabo de reconocerle con suma honestidad, tengo que decirle:
A lo largo de mi vida, cuando he tropezado con alguna persona de discurso como el suyo, contundente, impositivo, que presentan sus razonamientos como los únicos válidos, corto y si el cortado se duele no me importa. No seré yo el blanco de sus desafueros y de ese su lenguaje provocador e irrevocable, tal vez muy valioso para el ejercicio de su profesión, pero muy desagradable para mantener un intercambio de impresiones con alguien. No lo aguantaré porque nadie es quien para no tratarme con el mismo respeto que yo practico.

No volveré a leerla y menos dirigiré mis palabras a usted. Algo que supongo la complacerá enormemente.
perfil
14/10/2006 16:19
Tientos: Puede que el SAP esté siendo mal utilizado, que el mismo no tenga reconocimiento oficial, ya hablé al respecto con algunas personas, pero el caso es que sigo pensando que existe y desde mucho antes de ser puesto en primer plano, como ahora. Desde siempre los padres han venido utilizando a los hijos, que si dile a tu padre, que si dile a tu madre, que si tu madre está loca, que si tu padre es un desgraciado………y en matrimonios que nunca llegaron a separarse. Cada hijo lo llevaba como podía, en algunos hacía mella, en otros nada.
Afortunadamente no todos los padres, pero si muchos.
Desde hace un tiempo pienso que el estudio del SAP debería realizarse desde adultos con una buena memoria de vida y capaces de enfrentarse objetivamente a su niñez, a lo que sintieron en su infancia, no con niños actuales pues estos, incluso por protegerse, podrían enmascarar lo que sienten.
También cierto, desde mi punto de vista, que cualquier persona podría escribir un libro sobre el mismo recopilando la información existente al respecto, pero también lo agradezco a quienes lo han hecho, pues se han tomado el esfuerzo, aunque solo sea de recopilación y síntesis.

Es cierto que el tema SAP puede volverse en contra de todo como todo, como ya está pasando con el tema de las denuncias falsas, que algunos/as conociendo esa salida, siendo culpables basan su inocencia en haber sido denunciados falsamente.

Yo me refería a la intermediación con los padres para a través de esta intentar “salvar” a los niños, dejarlos fuera del conflicto.

Considero que cualquier progenitor sensato debería hacer todo lo posible para evitar hacer pasar a su hijo o hijos por cualquier tipo de prueba pericial.

Me alegro al comprobar que estamos de acuerdo en muchos puntos.
perfil
14/10/2006 16:54
Corazón de león, siento haber provocado un malentendido al pretender abreviar su nick, pero en ningún momento he pretendido ni ser su corazón ni que Vd. fuera el mío, y creo que este hecho quedaba implícito en mi contestación, el resto, una mala, desafortunada y exagerada interpretación por su parte que creo no merece más líneas.

Respecto al resto de su mensaje, queda clara su postura, muy respetable por otra parte, si bien no coincidente con la mía (que creo también lo es, ¿no le parece?). Habla de imposición coercitiva y de libertad como si fuera una misma cosa, y siento disentir, pero estoy en mi derecho y no creo con ello faltar al respeto ni a su persona ni a otras muchas.

Que expreso mis ideas con contundencia, tal vez, que trato de imponerlas, falso, que discuto argumentos, cierto, que mi razonamiento pretende ser el único válido ... absurdo, que Vd. ha personalizado en exceso lo que pretendía ser un intercambio de opiniones ... a las pruebas me remito con su salida de tono y la pataleta que acaba de coger, que por cierto, no le hace merecedor de más razón. TRanquilo, no me ofende, sólo lo hace quien puede.


perfil
14/10/2006 18:04
Aporto este doc, que puede verse en http://secuestro-emocional.org

Ilustre Colegio de Médicos de Madrid
Comisión Deontológica
Santa Isabel, 51 - 28012 Madrid
Tlf. 538 51 00 - Fax. 539 63 06
Comunicado del Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Madrid
CM-176/05-CD
23 de septiembre de 2005
Estimado Sr.:
En cumplimiento del acuerdo alcanzado en el Pleno de la Comisión Deontológica de 7 de septiembre de 2005, y en relación con el asunto planteado, le trasladamos las siguientes consideraciones:
El artículo 6 del Código de Ética y Deontología Médica señala:
1. La profesión médica está al servicio de hombre y de la sociedad. En consecuencia, respetar la vida humana, la dignidad de la persona y el cuidado de la salud del individuo son los deberes primordiales del médico.
2. El médico debe atender con la misma diligencia y solicitud a todos los pacientes, sin discriminación alguna.
En el escrito presentado se hace referencia a un “maltrato institucional”, desarrollado a expensas de la propia dinámica de la maquinaria judicial y por la “obtención de beneficios” (procesos de divorcio) por alguna de las partes implicadas en los expedientes judiciales. Conviene recordar el número de profesionales cualificados que intervienen en estos procedimientos, entre los cuales se incluyen médicos (con sus respectivas especialidades médicas), psicólogos, trabajadores sociales, etc. sin olvidar, a los profesionales relacionados con la Administración de Justicia (Magistrados, Fiscales, Secretarios Judiciales, Médicos Forenses, Policía, Equipos psicosociales, etc.) todos ellos tienen la obligación de denunciar los diferentes casos en los que se pueda pensar o intuir la existencia de un “maltrato institucional”.
Cuestión diferente es la existencia de un posible “secuestro emocional” ocasionado por “…el uso de menores como arma arrojadiza, se consigue mediante la programación y lavado de cerebro…este proceso constituye un maltrato al menor… se llega a manifestar un odio al menor, hacia el progenitor objetivo…”. Estas afirmaciones, en el caso de ser confirmadas, pueden estar incluidas en una tipificación penal y por lo tanto tener responsabilidades civiles y penales. En este punto, el Colegio de Médicos de Madrid, en aplicación al artículo 6 del Código Deontológico, siempre defenderá al ciudadano que así lo reclame y denunciará estas actuaciones.
Sin otro particular, le saludamos atentamente

EL SECRETARIO

Comentar que no creo que tenga importancia que una patología que sufra la infancia se llame SAP, manipulación, influenciación o de otro modo, al igual que creo que es igual que se hable de custidia comparatida, alterna o atenciones equitativas a los hijos por ambos progenitores. Pero si nombramos SAp o CC, el lector sabe de que hablamos.

Por otro lado, no creo que lo importante es que el SAP sea útil para cambiar custodia de una mujer a un hombre o viceversa. Eso sólo demuestra que hay personas que enfocan el tema como confrontación con la otra parte, y no lo veo adecuado para los hijos. Creo que lo adecuado es salvaguardar a los hijos para que no sean manipulados por ninguno, y si cambian las custodias por ello, puede o no ser correcto. Pero es de suponer que cada uno vea el peligro de que le retiren la custodia según la tenga y manipule o no. Si hay un seguimiento al respecto es menos fácil que se produzca, sobre todo si quien ostenta la custodia promueve ese seguimiento.

Que hay que protocolizar las actuaciones, sí, en eso se está, aunque se tardará, pero incluso protocolizando las conclusiones seguramente serán diversas.

La inclusión del SAP en DSM IV, creo que como toda afección, incluso las profesionales, tienen un proceso y en ocasiones varios rechazos, por intereses económicos, laborales y sociales, lo que en una época no se aceptó en otra se acepta, cuando varían distintas cuestiones.

Personalmente creo que si hay juzgadores, médicos, sicólogos que reconocen que existen manipulaciones a menores, por parte de ambos progenitores alternativamente o al unisono, y que no en todo momento se dé con la misma intensidad, y que hay unas actuaciones que pueden hacerlo evidente... me hace pensar que puede que exista. Que yo esté convencido no será relevante, pero que lo reconozcan profesionales, supongo, que cualificados, puede ser más relevante.

Viesca
perfil
14/10/2006 20:29
Viesca, la SAP no es una patología, no es una enfermedad. Nadie niega que existe la manipulación de los adultos sobre los niños (y a la inversa), otra cosa es la explicación que se le da y en consecuencia, el tratamiento y uso que se hace de la misma. Yo creo - y es una opinión personal - que es inevitable, el ser humano es como es.

Bufetes de abogados especialistas en Derecho Familia

Eva CABELLO CABELLO
CABELLO ABOGADOS

Abogado en: TOLEDO (Toledo)

Especialidades: Familia- Derecho Civil General- Arrendamientos Urbanos

Adopciones, divorcios y separaciones, reclamaciones de deuda, desahucios por falta de pago

Carlos DIAZ FERNANDEZ
C. DIAZ & SONEIRA. ABOGADOS

Abogado en: TALAVERA DE LA REINA (Toledo)

Especialidades: Derecho Civil General- Derecho Administrativo- Familia

Derecho Civil, Administrativo y Familia. Despacho en Toledo capital

Javier ARIAS GONZALEZ
CENTURY ABOGADOS MÁLAGA

Abogado en: MALAGA (Málaga)

Especialidades: Derecho Civil General- Familia- Derecho Administrativo

Despachos de abogados en Málaga, con más de 25 años de experiencia,

María Dolores BAQUERO GARCES
DESPACHO BAQUERO GARCÉS

Abogado en: SEVILLA (Sevilla)

Especialidades: Extranjería- Derecho Administrativo- Familia

Desde 1991 Especializados en Extranjería, Civil (Familia), Administrativo. Problemas de escolarización colegios públicos y concertados

Eduardo BARCENA PERAITA
BARCENA & ASOCIADOS ABOGADOS

Abogado en: JEREZ DE LA FRONTERA (Cadiz)

Especialidades: Derecho Civil General- Familia- Derecho Penal

Carolina MARTOS OTERO
TODOLEGAL ABOGADOS, S.L.

Abogado en: MAJADAHONDA (Madrid)

Especialidades: Familia- Derecho Procesal- Derecho Civil General