El portal de Derecho Español más completo y útil para jurístas, empresas y particulares

Tarjeta sanitaria para extranjero

1 Comentarios
 
Tarjeta sanitaria para extranjero
perfil
15/11/2010 09:23
Hola!
tengo entendido que los extranjeros, aun sin papeles, pueden tener tarjeta sanitaria para poder asistir al médico.
MI novio se ha empadronado pero donde se solicita esta tarjeta si es que se puede solicitar??
gracias.
perfil
15/11/2010 17:57
Hola. En efecto, de acuerdo con lo dispuesto en la Ley de Extranjería, así como en la Ley General de Sanidad, tiene derecho a la tarjeta sanitaria individual.

Puede solicitarla en el ambulatorio más cercano a su domicilio. Para hacerlo, necesitará copia del pasaporte (si, como dice, no dispone de autorización para residir en España), la volante de empadronamiento y cumplimentar el impreso que le facilitarán en el sitio.

ACLARACIÓN GENERAL:

Toda persona, española o extranjera (y dentro delos extranjeros, comunitarios o extracomunitarios y estos últimos a la vez, hállense de forma regular o irregular en España), tiene derecho a la asistencia sanitaria de urgencia, en caso de que haya riesgo para la vida y a la general, en el caso de que se haya producido el empadronamiento. Se considera un derecho fundamental de la persona.

Sobre el sistema sanitario: simplemente distinguir entre el Sistema Nacional de Sanidad, dependiente del Ministerio de Sanidad y Consumo, que es el que coordina los servicios sanitarios de toda España y lo que coloquialmente llama la gente "Seguridad Social", que es el sistema de prestaciones de previsión social, al que tiene derecho toda persona trabajadora que cotiza por ellas y que depende del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, siendo la atención sanitaria tan solo una de esas prestaciones. Pero eso no quiere decir que solo los que cotizan tienen derecho a la atención sanitaria, porque conduciría al absurdo de dejar sin atención y en riesgo de gravedad e incluso muerte a quienes no lo hagan, algo que no solo es intolerable en la época actual, sino que podría costarle al Estado mucho dinero en eventuales indemnizaciones. Es decir, quien cotiza, está pagando su atención sanitaria (a esto van las cotizaciones de las llamadas "contingencias comunes"), pero quien no cotiza, tiene sufragada su atención médica de dos fuentes: por un lado, en atención al principio de solidaridad, del proporcional de lo que cotizan los demás y por otro lado, de las propias partidas presupuestarias del Ministerio de Sanidad y Consumo, parte de las cuales van a las consejerías de sanidad de las comunidades autónomas.

No perder de vista: aunque haya fallos, ineficiencia y a veces hasta mala voluntad de cierto tipo de funcionarios, nos hallamos en un Estado SOCIAL (art. 1 de la Constitución Española) y ese atributo, de SOCIAL, se materializa a través del reconocimiento de derechos tan básicos como este de asistencia sanitaria.

Un cordial saludo y suerte.